Entre el lujo y la modernidad

En París se realizó la Semana de la Alta Costura, donde prevaleció la opulencia en las casas más antiguas, como Chanel o Valentino, y la irreverencia de diseñadores como Jean Paul Gaultier y Schiaparelli
Los mejores diseñadores se dieron cita como todos los años en la Semana de la Alta Costura de París para presentar sus colecciones de verano más arriesgadas, delicadas e innovadoras.

Como ya es costumbre, Karl Lagerfeld hizo del desfile de Chanel un evento, presentando sus diseños en una escenografía compuesta por una casa ecológica y un jardín.

Jean Paul Gaultier celebró con su clásica irreverencia el legado de una mítica discoteca parisina, mientras que Schiaparelli, por su parte, tomó como inspiración la comida y la unió con diseños etéreos.

Christian Dior pasó por una importante renovación con la partida del diseñador Raf Simons y le dio la bienvenida a novedosos diseños. Valentino combinó motivos orientales con transparencias, y la diseñadora china Guo Pei (que tuvo su salto en popularidad tras vestir a Rihanna en la gala del Met) ofreció femineidad en tonos pasteles y llena de ornamentos intrincados.

Populares de la sección