Equilibrio por demanda dinámica y oferta forrajera

La referencia para el novillo se ubica en US$ 2,90 por kilo de carcasa
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El primer mes del año, de la mano de una oferta forrajera excepcional, comenzó con un importante aumento de la faena. Con agilidad la demanda absorbe los animales, con entradas en el entorno de los 10 días y se logró un punto de equilibrio de los precios.

La faena semanal tuvo un aumento de 10%, hasta 49.265 cabezas y la mensual va a superar las 190 mil cabezas; es la mayor faena mensual de enero desde el año 2009.

Los que más crecieron semanalmente, un 16%, fueron los novillos, que treparon a 24.232 cabezas y están 35% por encima de la semana correspondiente de 2016, en tanto alcanzan al 49% de la faena semanal.

La faena de vacas llegó a 24.067 cabezas, con una suba de 5% semanal y más de 9% por arriba en la interanual. Por primera vez luego de cinco semanas las vacas bajaron del 50% de la faena semanal.

El verano favorable por el cual estamos transcurriendo posiciona mejor a la oferta a la hora de negociar. La demanda está dinámica y no pudo convalidar los valores a la baja que intentó imponer a inicios de esta semana.

Los precios se mantienen estables, la referencia para el novillo se ubica en US$ 2,90 por kilo carcasa y se consigue algún centavo más por lotes importantes y de flete corto.

En el caso de las vacas, por la abultada oferta en enero hubo un leve ajuste y la industria ofrece US$ 2,60 por kilo. Por vacas especiales y pesadas, con carcasas de 220 a 230 kilos, se obtienen unos centavos más, en línea con los precios referencia de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), donde el rango se mueve de US$ 2,53 a US$ 2,64 por kilo.

Para los consignatarios, el aumento de faena genera un equilibrio que detiene la tendencia a la baja en los valores; los novillos especiales de exportación bajaron dos centavos a US$ 2,91 y los buenos se mantuvieron en US$ 2,88 por kilo.

El mercado ovino está con dificultades para la colocación, con entradas largas hasta fines de febrero y ajuste en los valores. Los corderos pesados de más de 35 kilos bajaron dos centavos, cotizan en el eje de los US$ 3,23, los de hasta 35 kilos cotizan a US$ 3,20, tres menos que la semana anterior, y la oveja cayó un centavo a US$ 2,72 por kilo.

La faena de ovinos fue 14% menor que una semana atrás y 37% mayor que hace un año. Alcanzó a 19.167 lanares. Las ovejas alcanzan a 6.301 cabezas, 17% más que la semana anterior y 80% más en la comparación interanual. Los corderos llegaron a 8.007 cabezas, por lo cua fue menor 31% y 1,5%, respectivamente.

El precio promedio de exportación de la carne bovina subió 14% en la semana hasta US$ 3.651 la tonelada, pero cayó 7% frente a un año atrás. El acumulado anual trepó a US$ 3.422 la tonelada y eso es 5,1% menor a un año atrás llegaba a US$ 3.607.

En carne ovina, la tonelada exportada alcanzó a US$ 3.499, un 29% menos que la semana pasada y 33% menos en la comparación interanual. El acumulado anual es US$ 4.252 la tonelada, un 0,3% superior al 2016 que fue US$ 4.239. La cantidad exportada acumulada tuvo un incremento de casi 97% pasando de 696 toneladas en enero del año pasado a 1.368 toneladas este año.

Mientras, la reposición tiene demanda en todas las categorías, pero con escasa oferta. Hay interés por terneros enteros y categorías de invernada. La exportación en pie está concretando algún negocio, pero la demanda fuerte comenzará a operar a mediados de febrero y principios de marzo, cuando sube la oferta de terneros.

La incertidumbre sobre el futuro de la cuota 481 provocó que haya pocos negocios de novillos cuota (HBQ) para corrales. El precio se mantiene estable en enero, en US$ 1,61 por kilo. El descenso desde diciembre de 2016 es de 5%, que a su vez viene de una caída interanual de 10%, desde los US$ 1,88 por kilo que cotizaba en enero de ese año.

Populares de la sección