Erdogan dice a Occidente que se ocupe "de sus propios asuntos"

El presidente turco instó a EEUU y la UE a limitar su intromisión en los asuntos de su país
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan advirtió el viernes a la Unión Europea y a Estados Unidos que se ocupen "de sus propios asuntos", después de que varios líderes occidentales han señalado su preocupación por las masivas represalias tras el intento de golpe de Estado.

Desde el 15 de julio, más de 18 mil personas han sufrido algún tipo de detención. Cerca de 10 mil han sido perseguidas y puestas en detención preventiva y 3.500 han sido liberadas, según cifras del ministerio del Interior turco.

"Algunos nos dan consejos. Dicen que están preocupados. ¡Preocúpense de sus propios asuntos! Miren sus propias acciones", afirmó Erdogan desde el palacio presidencial, donde anunció que ordenará, como gesto de buena voluntad, la cancelación de todas las querellas contra las personas acusadas de haberlo insultado, unas 2.000 aproximadamente.

La intensa purga tras el fallido golpe de Estado en Turquía alcanzó el viernes al mundo de los negocios con la detención de tres importantes empresarios, al tiempo que seis periodistas quedaron bajo arresto.

El jueves por la noche, la presidencia anunció importantes cambios en el seno del ejército, con la mitad de sus generales suspendidos, tras una reunión del consejo militar supremo en Ankara y el viernes el primer ministro turco Binali Yildirim afirmó que el ejército ha sido "limpiado" de elementos favorables al predicador en el exilio Fethullah Gulen, acusado por Ankara de haber orquestado el golpe de Estado fallido del 15 de julio.

"Hemos limpiado al ejército de los elementos de la red terrorista Gulen que se disfrazaban de soldados" declaró el jefe de gobierno en un discurso pronunciado en el palacio presidencial de Ankara, dos días después de la destitución de la mitad de los generales del ejército.

Seña a estadounidense

El portavoz de la presidencia Ibrahim Kalin, señaló que el vicejefe del Estado Mayor, el general Yasar Guler, dirigiría la gendarmería y que el comandante del primer ejército, el general Umit Dundar, asumiría las funciones de jefe adjunto del Estado Mayor.

El jefe del Estado Mayor, el general Hulusi Akar –que se enfrentó a los golpistas y fue tomado como rehén– seguirá en su puesto, así como los jefes de los ejércitos de tierra, aire y mar, agregó Kalin.
Para compensar el vacío dejado en la jerarquía del ejército turco, numerosos oficiales de rango inferior fueron rápidamente ascendidos.

Más temprano, Erdogan aprovechó una ceremonia en un centro de entrenamiento militar cerca de Ankara, bombardeado el 15 de julio, para acusar a un general estadounidense de "estar del lado de los golpistas".

El general estadounidense Joseph Votel, comandante de las operaciones del Pentágono en Oriente Medio, había declarado el jueves que temía "el impacto" de las purgas masivas en el seno del ejército en las relaciones que Washington mantiene con varios jefes militares turcos.

"Está del lado de los golpistas (...) El que planeó el golpe ya está en su país y lo están alimentando", aseguró Erdogan, dijo en referencia a Gulen. El general siempre ha desmentido que estuviera implicado en el fallido golpe.

Los medios

Mustafa Boydak, presidente del conglomerado familiar Boydak Holding Company, fue arrestado provisionalmente en la ciudad de Kayseri, en el centro de Turquía, junto a dos dirigentes de su grupo, según anunció la agencia turcaAnadolu.

Estos dos hombres, Sukru Boydak y Halit Boydak, fueron detenidos en su domicilio. La policía también buscaba al presidente del grupo, Haci Boydak, y a Ilyas y Bekir Boydak, contra quienes también se emitieron órdenes de arresto.

El grupo Boydak Holding tiene intereses en energía, finanzas y muebles, sector en el que posee marcas tan conocidas en Turquía como Istikbal y Bellona.

Mustafa Boydak también es el presidente de la cámara de comercio de Kayseri, una ciudad en pleno desarrollo que forma parte de los llamados "Tigres de Anatolia".

La economía turca se basa en grandes grupos familiares que poseen la mayoría de empresas del país, las cuales han contribuido a la ascensión política del presidente Erdogan.

Junto al ejército, el mundo del periodismo ha sido el más afectado por estas purgas. El viernes, 21 periodistas detenidos comparecieron ante un tribunal de Estambul.

En los primeros minutos del viernes las autoridades anunciaron que 17 de los periodistas quedaron en detención, entre ellos Nazli Ilicak, exdiputada, que fue despedida del diario progubernamental Sabah en 2013.


Cierre de academias militares en Turquía

"Las escuelas militares serán cerradas, se establecerá la Universidad Nacional de Defensa", declaró Erdogan en una entrevista con los canales de televisión ATV y A Haber. Erdogan ha asegurado en esta entrevista en la cadena recogida por AFP que llevará al Parlamento "un pequeño paquete constitucional" que, de ser aprobado, pondrá al máximo responsable de la Organización Nacional de Inteligencia y de las fuerzas armadas bajo las órdenes de la presidencia.

Según indica la agencia de noticias Sputnik, el decreto correspondiente, dijo Erdogan, se publicará dentro de algunos días en el boletín oficial del Estado. También ha informado de que cerrará todas las escuelas militares y de que creará una "universidad nacional militar", como parte de una amplia reorganización de las fuerzas armadas. Durante la entrevista, el presidente ha afirmado que Gülen es "solo un peón" y que hay un "cerebro" realmente responsable de la intentona golpista. A las purgas iniciales en el Ejército y el poder judicial, así como en varios ministerios públicos, se sumaron el estado de emergencia, la suspensión del Convenio Europeo de Derechos Humanos y un fuerte control de los medios de comunicación.

Fuente: AFP

Populares de la sección