Error demora extradición del tío narco del presidente de Paraguay

Viveros Cartes podría quedar libre en Montevideo el 7 de febrero
Juan Domingo Viveros Cartes, alias "Papacho", aterrizó en Lavalleja el 29 de julio de 2013 y emprendió el vuelo de regreso. El avión bimotor que piloteaba rumbo a Paraguay fue interceptado por la Fuerza Aérea en Durazno. "Papacho", que es tío del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, fue procesado con prisión en principio por haber violado el Código Aeronáutico, pero unos meses más tarde la jueza Adriana de los Santos probó su vínculo con una organización que traía marihuana desde su país y lo condenó por narcotráfico. El piloto ya cumplió su pena en Uruguay, por lo que la jueza aceptó que fuera extraditado a Paraguay antes del 7 de febrero para cumplir una condena pendiente. Agentes de Interpol llegaron ayer a Montevideo para extraditarlo, pero por una irregularidad en el trámite interno realizado en Asunción, Cartes no partió este jueves, como estaba previsto. Fuentes vinculadas al caso informaron a El Observador que, si se vence el plazo, el piloto de 69 años, que está preso en Cárcel Central, puede quedar libre en Montevideo durante carnaval.

La jueza De Los Santos explicó que no deberá reiterarse el pedido de extradición (*). "Uruguay ha cumplido el trámite de extradición correctamente", dijo De Los Santos a El Observador. A través de un exhorto, la jueza pidió este jueves a la Justicia de Paraguay que aclare por qué los agentes paraguayos de Interpol no extraditaron a Viveros Cartes como estaba previsto en la notificación judicial.

Un narcopiloto

Desde 1985, Viveros Cartes aparece vinculado a cargamentos de cocaína y marihuana. Varios medios paraguayos, entre ellos el diario ABC, lo señalan como infiltrado de la DEA, la Policía antidrogas de Estados Unidos.

En el año 2001, lo detuvieron en San Pablo sobre una avioneta con 250 kilos de cocaína, por lo que fue condenado a 17 años de cárcel en Brasil, pero, gracias a un acuerdo de cooperación, logró regresar a su país natal donde consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria. A la luz de su última detención, la casa de "Papacho" parece estar en el cielo.

Luego de que fuera detenido en Uruguay, adonde ingresó con identidad falsa, a nombre de Juan Gualberto Gómez, el jefe de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay, Luis Rojas, aseguró a la agencia EFE que su sobrino, el presidente de Paraguay, será "implacable" con "Papacho". El jerarca agregó que "el tema de que se trate al final de un pariente no cercano (del presidente) es una coincidencia y finalmente uno no elige a los parientes".

Su vínculo con Campiani

El pasaje de "Papacho" por Uruguay no ha pasado desapercibido. El narcotraficante estuvo preso en la cárcel de Campanero, en Lavalleja, donde conoció a Matías Campiani, exgerente general de Pluna procesado con prisión por estafa. El amor por la aviación los acercó y juntos proyectaron un negocio. Un hermano de Viveros Cartes tiene campo en Paraguay y se dedica al engorde de terneros.
Entonces, el piloto paraguayo le avisó que en el norte de su país se realizaría una feria de ganado y le propuso a Campiani que los comprara para engordarlos en el campo de su hermano. Campiani accedió y ordenó un giro de US$ 25 mil a Paraguay desde un banco en Miami, Estados Unidos, donde residen su esposa y sus dos socios en Pluna, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez Demalde.

El giro llevó a Campiani y a Viveros Cartes hasta el juzgado, porque existían sospechas de que con estuvieran lavando dinero. Pero luego de que declararan en mayo de 2015 ante el fiscal Juan Gómez y la jueza De Los Santos, no recayó ninguna acusación sobre los socios.

Operación Halcón y Wayra

"Papacho" cayó en desgracia en Uruguay por dos operaciones de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Droga que atacaron la ruta de la marihuana hacia el sur.

Dos avionetas ingresaron al país por Artigas desde el norte el 29 de julio de 2013. Una de las avionetas fue interceptada en Cebollatí cuando descargaba 478 kilos de marihuana. La Policía detuvo entonces a 22 personas. Ese mismo día, aviones de la Fuerza Aérea obligaron a "Papacho" a aterrizar el Durazno. Sobre el avión Cessna que piloteaba no quedaban restos de la droga, pero su documento falso y la excusa que intentó esgrimir lo dejaron en falso. "Papacho" les intentó explicar a los militares que iba rumbo a Brasil y que se había perdido. Los efectivos no creyeron el cuento del tío.

En octubre de 2013, mientras estaba preso por un delito aeronáutico, la Policía dio otro golpe al narcotráfico, en el que incautó 171 kilos de marihuana que ingresaron desde Argentina y Brasil a través de Bella Unión y del Puente Internacional San Martín, en Río Negro. Un joven uruguayo de 22 años que manejaba uno de los autos donde venía la droga vinculó a Viveros Cartes con la organización.

Entonces, "Papacho" fue procesado por narcotráfico y luego condenado. Tras cumplir su pena, la Policía lo trasladó a Cárcel Central, donde está bajo arresto administrativo, mientras espera ser extraditado a su país. El arresto caduca el 7 de febrero.

Aclaración (*)

Una edición previa de esta misma decía que, a raíz de la irregularidad en el trámite del sistema paraguayo "debía reiterarse el pedido de extradición". La jueza De Los Santos advirtió que no debe reiterarse este pedido porque la extradición se hizo "correctamente".

Populares de la sección

Acerca del autor