¡Es la ideología, estúpido!

El presidente perdió sus primeras batallas con las corporaciones y la izquierda ortodoxa en la puja con los docentes y por el TISA

“Les pedimos que no nos dejen solos porque vamos a ser presidente de todos los uruguayos,de los que nos votaron y de los que no nos votaron, exclamó el presidente Tabaré Vázquez enel discurso que dio en la noche del 29 de noviembre poco después de haber sido electo porsegunda vez como presidente de la República.

Confieso que fui de los que creí que dada la experiencia de su primer gobierno y la estatura política que ha demostrado tener el líder de izquierdas tendríamos por delante una administración timoneada por un jefe de Estado convoz de mando y peso suficiente como para alinear tras de si a las diferentes fracciones que componen su fuerza política, el Frente Amplio, en pos de gobernar para la totalidad de losuruguayos, los que componen las grandes mayorías y los que no pero tienen iguales derechos y obligaciones en tanto ciudadanos de la misma república.

Mi expectativa estaba fortalecida porque había terminado un gobierno de corte anárquico, el de José Mujica, que se pasó unquinquenio hablando y en carrera por perpetrar su fama de estrella internacional pero en términos puros y duros fue, en 40 años de democracia, el presidente que menos logros consiguió en relación a la formidable primavera económica y respaldo popular y político quetuvo para impulsar al país al umbral de una nación desarrollada.

Dos decisiones del mandatario de los últimos días ponen al menos un manto de duda sobre su real determinación de gobernar para todos los uruguayos despojado de la tutela de lo que elpartido político al que representa o mejor dicho algunas pocas personas de cuño dogmático y ortodoxo que integran sus órganos de dirección resuelvan.

Lo que sucedió con la educación declarando la esencialidad y casi de inmediato dar marcha atrás con la decisión es de una gravedad institucional mayúscula, como dejar el manicomio enmanos de los locos o cobrar al grito para ponerlo en términos futboleros.

Del aumento del Presupuesto previsto por el gobierno, 4 de cada 5 pesos será destinado a la enseñanza, entre otras cosas para salarios, pero los gremios docentes igual siguen en pie de lucha y le torcieron otra vez el brazo a la izquierda pese a que desde 2005 alcanzó el mentado volumen derecursos equivalente al 4,5% del PIB. Por esa causa miles deestudiantes desertaron del liceo,según admitió el presidente del Codicen, Wilson Netto.

Y si lo de la educación fue un mamarracho, el anuncio esta semana del retiro de lasnegociaciones del Tratado Global de Servicios (TISA) fue digno de una república bananera, nosolo por lo que potencialmente se puede perder al no ingresar en ese ámbito de negociación -en el cual el mandatario nunca estuvo de acuerdo en ingresar y que de todas formas es deesperar no alcance áreas monopólicas como la telefoníqa básica,- sino porque lo hizo tras el grito del Congreso del Frente Amplio dominado por comunistas y emepepistas con ideas ancladas en el pasado.

Estos parecen no entender que el principal rubro de exportación del país son precisamente los servicios, desdeun estudio jurídico a un call center hasta el desarrollo de software y la innovación en materia de genéticaagropecuaria. Sabrán que con su rechazo ideológico, por ejemplo, estarán trabando la posibilidad de que un laboratorio inglés, canadiense o japonés desarrollen enUruguay medicaciones para mejorar la calidad de vida de entre 30.000 y 45.000 uruguayos que padecen esclerosis múltiple, por poner un ejemplo.

¿Acaso pensarán que el gigante americano de telecomunicaciones A&TT se muere por arrebatarle a ANTEL el poderoso mercado local de apenas 3 millones de habitantes, como elmismísimo canciller, Rodolfo BNin Novoa, se mofó en público días atrás, enojado como el

ministro de Economía, Danilo Astori, por la decisión presidencial en la que pareció quedar en

soledad? Tranquilos igual que el mandatario no está solo. Hay una inmensa cantidad de

uruguayos cobijada tras corporaciones sindicales que festejan con bombos y platillos ladecisión de abandonar una mesa que aún ni siquiera se había tendido.

Si tres de cada cuatro adolescentes abandona el liceo como ocurre actualmente no habrá TISA que nos salve como nación, así gobiernen el Frente Amplio, blancos, colorados,independientes o Pinchinati.

Una minoría ideologizada con Iphone igual seguirá teniendo el poder


Comentarios

Acerca del autor