¿Es peligrosa la dieta vegana en niños?

Expertos explican que no; la clave está en un menú variado con proteínas y minerales suficientes

Una ley en Italia, que sentencia a los padres a hasta cuatro años de prisión si hacen que sus hijos lleven una dieta vegana, volvió a instalar el debate sobre cuán sana es la alimentación libre de carnes, lleches, huevos, etc.

La propuesta fue llevada adelante por la diputada Elvira Savino, del partido de centroderecha italiano Forza Italia. Este proyecto entiende que la alimentación vegana supone un "comportamiento alimentario temerario y peligroso de los padres", que según Savino, deja a los niños con ausencia de hierro, zinc e importantes vitaminas para el crecimiento. La mujer respalda sus dichos en investigaciones que vinculan la alimentación vegana en niños con "problemas neurológicos y anemia debidos a la malnutrición".

En este caso el debate está dirigido a la imposición de los adultos hacia los niños de ausentar la carne de su menú nutritivo. "No hay objeción si la persona que toma la decisión es un adulto informado. El problema aparece cuando los niños están involucrados", expresa un comunicado de prensa enviado por la política italiana.

alimentación niños
La anemia en niños también bajó y ahora se ubica en 11%.
La anemia en niños también bajó y ahora se ubica en 11%.

Pero, ¿es realmente malo que los niños pequeños lleven una dieta a base de vegetales?

Los defensores de las políticas contra el veganismo infantil usan en su favor casos concretos de niños que han sufrido de malnutrición a causa de no comer carne. Uno de los más sonados en la prensa de Italia es el de una madre vegetariana a la que la Justicia obligó a darle carne a su hijo una vez a la semana. La sentencia fue dada por una denuncia del exmarido de la mujer y padre del niño quien, a pesar de ser el denunciante, terminó siendo forzado a limitar el suministro de carne a su hijo a no más de dos veces por fin de semana. En este caso no hubo evidencia física que mostrara que ese niño sufría de malnutrición.

Distinta es la historia de un bebé de 14 meses en Milán que fue separado de sus padres cuando los médicos descubrieron que tenía deficiencia en calcio y un peso de un niño de tres meses. Los adultos responsables del niño llevaban una dieta vegana que imponían a su hijo y se negaban a darle suplementos, según cuenta el diario británico Independent.

Un estudio publicado por la Revista de Nutrición Humana y Dietética del Reino Unido en 1992 -época en la que ser vegano no estaba de "moda"- comparó las dietas de niños británicos en edad escolar y descubrió que la ingesta de fibra en los veganos era mayor y que los niveles de todas las vitaminas y minerales -a excepción del calcio- eran comparables entre niños veganos y niños consumidores de carne.

Hace 24 años no existían suplementos no animales con calcio, algo que hoy en día sí existe, por lo que una revisión científica de estos resultados realizada en 2002 y publicada en la revista The Vegan sostiene que la nutrición adecuada, con la inclusión de calcio, es posible para los niños veganos.

La noticia del niño de Milán cuenta con la declaración de uno de los pediatras que hoy en día trata al pequeño para que se recupere. "No es un problema si los padres quieren criar a sus hijos usando dietas alternativas o incluso inusuales, pero se deben tomar cuidados para compensar cualquier déficit nutricional mediante suplementos. Por ejemplo, el niño de un año que estamos tratando tendría que haber tomado calcio y hierro", sostuvo el médico.

Este testimonio, lejos de condenar la dieta vegana, la avala. A pesar de que es cierto que la carne aporta grandes cantidades de minerales esenciales en la nutrición, existen en el reino vegetal alimentos que también los poseen y pueden sustituir a la carne incluso en la dieta de un niño.

La nutricionista y dietista Helen Crawley de la organización británica First Steps Nutrition Trust, con 30 años de experiencia en el tema de nutrición infantil, escribió un artículo en la página web del famoso chef internacional Jamie Oliver titulado "Criando un bebé como vegano". Allí no solo avala la dieta vegana en niños sino que también explica cómo suplantar todos y cada uno de los minerales y proteínas que posee la carne.

La entrada aclara que no existen en el mercado suplementos dietarios para niños de menos de seis meses que sean completamente veganos ya que la vitamina D adicionada a estos alimentos se extrae de la lanolina obtenida de la lana de las ovejas. Y aunque añade que lo más saludable para bebés de esa edad es consumir solo leche materna, ante la imposibilidad de esto, lo más recomendable es dejar de lado el veganismo y brindar dichos suplementos.

Sin embargo, a partir de los seis meses, es posible criar a un niño sano con comida y suplementos vegetales, asegura Crawley. Lo más importante es asegurarse de nutrirlos con una vasta variedad de alimentos para proveer la energía y vitaminas necesarias para el crecimiento de los niños. Según la experta, el menú para niños veganos debería incluir vegetales, papas, cereales -avena, polenta, mijo, cebada perlada, quinoa, etc- tofu, legumbres, granos, semillas, frutos y frutas.

Aquí algunos nutrientes esenciales para los niños y cómo obtenerlos de los vegetales:

Proteína

Cómo hacer un hummus perfecto.jpg

La proteína es uno de los elementos más importantes que aporta la carne. Esta es la responsable de las enzimas que controlan muchas de las funciones del cuerpo y mantienen y reparan los tejidos corporales. Garbanzos, lentejas, tofu, mantecas de semillas y frutos -como la manteca de maní- comidas con cereales y granos; son las fuentes principales de proteínas vegetales.

Hierro

Lentejas

Es importante para muchas funciones del cuerpo y aportar la cantidad adecuada de hierro en la dieta de los bebés supone evitar un déficit que puede reducir la resistencia a las infecciones, causar pérdida de apetito y hasta generar problemas intelectuales causados por la anemia. Las fuentes de hierro veganas más importantes son los cereales integrales, legumbres -como los garbanzos, las arvejas y las lentejas- frutos secos y semillas. También se encuentra en los vegetales de hoja verde y el tofu -o queso vegetal.

El problema con el hierro en los alimentos vegetales es que es más difícil de absorber que en la comida de origen animal. Por eso es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina C -como los cítricos- en combinación con aquellos que contienen hierro para favorecer su absorción.

Calcio

almendras
Comer siete almendras entre las comidas fuertes es saludable y reduce el apetito
Comer siete almendras entre las comidas fuertes es saludable y reduce el apetito

Los requerimientos de calcio de los niños son mucho mayores que en adultos. Este elemento ayuda a desarrollar y mantener correctamente los huesos y los dientes. Además favorece la salud del sistema nervioso y el buen funcionamiento muscular, entre otros. La leche materna aporta la cantidad de calcio necesaria para los bebés, pero cuando se abandona esta fuente nutritiva los alimentos que deben ser añadidos a la dieta de un niño vegano son las leches de almendras, coco o avena, fortificadas en calcio -las de soja son menos recomendadas para niños más pequeños, aunque también son una buena opción para obtener calcio. El calcio se obtiene de varias fuentes que también aportan hierro como las verduras de hoja verde, las legumbres, las almendras y las semillas -sobre todo las de sésamo, con las que se prepara la pasta de tahini. Una fruta especialmente rica en calcio son los higos.

Zinc

slice-the-tofu-597229_1920.jpg

Es un mineral que sirve para metabolizar macronutrientes como proteínas, grasas, carbohidratos, entre otros. Permite la absorción de la vitamina A y ayuda a cicatrizar heridas. Al igual que el hierro, el zinc de las plantas es de más difícil absorción para el cuerpo que el de los animales. En este caso los expertos recomiendan una dieta diaria que cuente con alimentos como legumbres, cereales, germen de trigo, semillas, tofu o manteca de maní, ya que todos estos alimentos poseen zinc.

Yodo

sushi vegetal

El funcionamiento adecuado de la glándula tiroidea -que regula el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y el uso de la energía obtenida de los alimentos- se debe a una dieta que posea cantidades adecuadas de yodo. Hay pocas fuentes vegetales de yodo pero las más importantes son los vegetales marinos como algas nori o wakame. La advertencia en el consumo de estos alimentos es que el exceso de yodo también es dañino, por lo que para regular la cantidad consumida en niños chicos lo mejor es usar suplementos a base de este elemento.

Vitaminas B2 y B12

masa pizza

La vitamina B2 o riboflavina es esencial para el sistema nervioso del cerebro y el metabolismo. Para que los niños veganos obtengan todos sus beneficios hay que asegurarse de que consuman diariamente alimentos con germen de trigo, levadura nutricional, almendras, champiñones, paltas y todos tipo de verduras. Las leches vegetales sin azúcar su una rica fuente de vitamina B2: 300 ml de cualquiera de estas leches aportan un 80% de la riboflavina que el organismo de un niño de 4 años necesita.

La vitamina B12 de origen no animal, por su parte, se encuentra solamente en levaduras y en suplementos. El consumo por parte de niños de estas fuente es importante porque la vitamina B12 permite la síntesis de proteínas y la producción de las células rojas. También esta vitamina juega un rol importante en el buen funcionamiento del sistema nervioso central. Su deficiencia se vincula con la pérdida de energía y apetito.