¿Es sano el ejercicio mientras se está embarazada?

La evidencia muestra que ejercitarse es positivo y, si la persona es sana, no hay límites

El fenómeno de los video de Instagram llegó a las embarazadas que hacen ejercicio. Una de ellas, la australiana Emily Breeze, muestra orgullosa a sus más de 36 mil seguidores cómo se ejercitaba con el peso adicional de un bebé en su vientre. Muchas de las personas que comentan sus videos la critican por el esfuerzo.

A simple vista hacer rutinas de ejercicio físico diario por parte de una embarazada puede parecer una mala idea. Sin embargo, no hay evidencia que demuestre que una madre fit esté generando daño al hijo que tiene en su vientre. Breeze, responde a sus seguidores que es algo que hace bajo supervisión médica.

"No hay un límite en cuánto se pueden ejercitar las mujeres [embarazadas]", dijo la directora de Medicina Materna Fetal en el Sistema de Salud de Mount Sinai, Joanne Stone, a la revista People. "Aunque algo de eso depende de si están teniendo alguna complicación, como preeclampsia -una patología típica de las embarazadas que genera consecuencias como hipertensión arterial- entonces sí hay recomendaciones diferentes para esos pacientes", añadió la especialista.

"Pero para la gente que no posee complicaciones y con embarazos de bajo riesgo, no hay límite de cuánto ejercicio pueden hacer".