Escasa venta de trigo

Además de menor demanda incide la baja proteína alcanzada este año

Existe inquietud por la baja actividad de comercialización de trigo de la última zafra. "El tema genera preocupación dado que los depósitos se deben vaciar en marzo; si bien ya ha sucedido de llegar con stock a estas fechas, este año se agrava por el hecho de que no existe prácticamente demanda al día de hoy", expresó Ignacio Fodere, uno de los directores de FADISOL, respecto a las reservas de trigo.

Según el empresario, en el Puerto de Nueva Palmira no hay barcos cargando trigo ni se prevé que los haya en el muy corto plazo porque no hay negocios cerrados, publicó Informe Tardáguila. "Estamos en un mercado de incertidumbres, de existir algo de firmeza en los próximos días, dependiendo de cuándo suceda esto es que será posible en mayor o menor medida concretarlos, de no suceder el acarreo al segundo semestre del año será con más costos", detalló Fodere.

Una de las causas que originó esta situación fue el hecho de que durante 2015 se dieran condiciones muy buenas en el llenado de grano para el cultivo; se esperaba contar con una producción de 3500 kg/ha pero el llenado de grano fue muy bueno y se alcanzaron los 4000 kg/ha.

Según explicó Fodere, en general las fertilizaciones se realizaron previendo 3500 kg /ha, por lo que el contar con granos más grandes estos quedaron bajos en proteína.

"La mayor parte de los trigos este año rondan los 10,5% de proteína (base seca), cuando Brasil en general demanda encima de 11,5%", detalló Fodere e hizo referencia a que si los trigos hubieran alcanzado 12%de proteína no existirían los problemas actuales. Como forma de aportar información objetiva a los productores para la toma de decisiones, FADISOL organiza desde hace más de 4 años una modalidad de reuniones mensuales con la participación de la organización argentina Nóvitas. "Nos parece bueno incorporar al análisis a un actor externo, capaz de aportar elementos desde otro ángulo a aquellos que están en la parte dura del negocio", expresó el empresario.

Según comentó a Informe Tardáguila, el tema de calidad es más sensible para Uruguay que lo que los mismos expertos de Nóvitas visualizan, puesto que al coexistir en oferta 3 tipos de trigo diferentes se pierde de alguna manera el comportamiento del grano como commodity.

Mientras tanto, el equipo de Nóvitas mostró en la reunión de esta semana una Argentina con mayor fluidez comercial, con productores entonados por la devaluación de la moneda y el retiro de las retenciones. Por su parte Brasil es un mercado que necesita comprar en cuotas, a un ritmo de de aproximadamente 600 - 700 mil toneladas por mes y que en este momento se encuentra con problemas financieros.