Escasez alienta estabilidad lanera

El mercado uruguayo comienza a reactivarse con las referencias de precios más estables del agro
Desde que empezó la baja de los precios de las materias primas la producción de carne vacuna y ovina ha sido vista como una escapatoria a la lógica bajista. Una oferta ajustada de la fibra en los principales productores mundiales y una demanda estable sienta las bases para un arranque de año con cierta volatilidad en precios pero firmes a nivel internacional. Tal como terminó el 2015.

El mercado local mantiene buenas expectativas en el comienzo de la zafra de reproductores y del mercado lanero que la semana que viene empezará seguramente a operar cerca de las referencias de precios más estables del agro uruguayo: US$ 4 para el Corriedale bien acondicionado y de volumen y los US$ 6 para Ideal más fino y el Merino general.

Surgen otros argumentos para explicar la estabilidad de la fibra. "No se puede hablar de la lana como un commodity sino como una especialidad. Con oscilaciones, la lana está en buenos valores en el mercado internacional. En particular, los productores australianos reciben muy buenos precios por la lana con la devaluación de su moneda", dijo el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, en Tiempo de Cambio de radio Rural.

La semana pasada la lana tuvo su mejor cierre de precios en Australia desde el 10 de diciembre de 2015 por encima de los US$ 9 por kilo de base limpia.El Indicador de Mercados del Este (IME) mantiene una brecha interanual positiva de 9% en dólares estadounidenses, pero además es importante el incremento en los precios internos de Oceanía que reflejan más claramente la supremacía de la demanda respecto a la oferta.

En moneda australiana el crecimiento interanual es de 18% y de a poco va tendiendo hacia los A$ 13, referencia que no se alcanza desde agosto del año pasado.

centrales 1.jpg

Oferta mundial ajustada


Los valores encuentran un sostén en un nivel de producción mundial en baja. En Australia las proyecciones de producción para la temporada 2015/16 fueron recortadas más de lo que esperaba el mercado, como consecuencia de las altas temperaturas y falta de agua en regiones ovinas clave, que derivaron en reducciones de los pesos de vellones y liquidaciones de majadas.

Para esta zafra el Comité de Proyecciones sobre la Producción de Lana de Australia prevé una cosecha de 322 millones de kilos, 24 millones (7%) menos que la anterior y 20 millones de kilos por debajo del piso del rango de producción que se mantuvo en los últimos seis años, de entre 340 y 350 millones de kilos.

En Nueva Zelanda el descenso anual en la producción lanera alcanzaría 5,3%, dada la caída en el número de lanares proyectado en 4% hasta 28,6 millones. Es importante remarcar que la producción de corderos 2015 fue la menor de los últimos 60 años, según proyecciones de Beef+Lamb NZ, debido a tres factores: una cantidad de ovejas de cría que se redujo 4,5% en el año por coletazos de la falta de lluvias en las últimas temporadas y escasez de forraje, menos borregas preñadas y el pasaje hacia la producción ganadera vacuna en algunas regiones del país.

Para Uruguay, el SUL estima una producción de 27.300 toneladas de lana para 2015/16, 1.700 toneladas menos (-6%) que en la anterior, según detalló la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) en su Anuario 2015.

Roberto Cardellino, director en Delta Consultores, manifestó que el panorama general para la lana es bueno, si bien hay que prever volatilidades. "No hay stocks, la producción no aumentó y no va a aumentar en los próximos años", remarcó. Agregó que Australia está totalmente desabastecida en lanas de 21 a 23 micras.

Ante dicho panorama, los cambios en la demanda tendrán efectos determinantes en precios. Destacó que continúa siendo complicado para las lanas súper y extrafinas ante la sobreoferta que existe, después que Australia procesara volúmenes muy abultados, pero que las cotizaciones de lanas finas irán recuperando algo de terreno que las mantenía rezagadas.

En lanas medias los valores han retornado a niveles clásicos, con lanas de 28 micras que no llegan a US$ 6 limpio en el mercado australiano, lo cual era esperado, dijo el especialista.

El productor y exportador lanero, Djalma Puppo, destacó que, más allá de la escasa oferta, lo más importante es la demanda y dijo que es clave apuntar a la calidad. Agregó que China se encuentra demandando lanas finas y de calidad. Los desplomes que se han registrado en las bolsas chinas y la devaluación del yuan preocupan, pero puntualizó que si bien afectará de alguna forma, por ahora no se aprecia y mantiene bastante estable la demanda.

Cabe destacar que después de caer a 6,9% el aumento del PIB del gigante asiático en 2015, para este año el Fondo Monetario Internacional proyectó una tasa de 6,3% y de 6% para 2017 en su reporte del mes pasado. "Por lanas de calidad siempre hay demanda. Cada vez se marca más la diferencia en los lotes respecto a los que tienen grifa verde. El tema central es apuntar la calidad para poder competir con Australia, evitar problemas de fibras coloreadas por ejemplo", dijo Puppo.

centrales 2.jpg

Mercado local en las gateras


La actividad local se encuentra de receso con la expectativa de los agentes de que entre esta semana y la próxima reactive su movimiento. La industria ha estado procesando los importantes volúmenes que absorbió entre octubre y diciembre. Algunas empresas han realizado modificaciones para hacer más tops y peinar más lana, lo que permite pensar que cuando retome las compras ejerza un impulso mayor en precios. Considerando también que no es mucha la lana que resta por comercializar.

La zafra de reproductores sigue su rumbo y operadores consultados han manifestado que la gente se encuentra con expectativas de mantener majadas. En algunos casos retornando al rubro tras haber liquidado y haberse pasado a la soja con los mejores precios de años anteriores. La suba del dólar ha sido un factor que ha jugado a favor, compensando al expresar los valores de carneros en pesos las posibles reducciones en dólares. Carlos Sierra, consignatario y operador lanero, comentó que en el comienzo de la zafra se apreció un interés por parte de los productores en producir corderos pesados, por ejemplo con razas Texel.

Por supuesto que en el rubro pesa la lana, pero también el complemento de la carne. Y en la suma es posible que el stock ovino empiece un gradual crecimiento. Al menos así lo ve el presidente del SUL. "Creemos que los productores que tienen ovejas van a volver a apostar. Nuestros primeros números a nivel del SUL indican que el stock ovino por lo menos se mantendrá o tendrá un crecimiento muy pequeño. El verano ha ayudado al rubro en términos generales, en la mayor parte de las regiones del país, la época de destete ha sido buena y seca. Las majadas en términos generales y la recría de corderos están mejor. Es decir, todo a la inversa de lo que sucedió el año pasado, sobre todo en el norte del país", señaló Gambetta.

La estabilización del rubro lanar parece estar consolidada y el destaque en precios frente a otras materias primas sigue estando. El mercado global estructuralmente establece el escenario para que los precios atractivos se mantengan en 2016. Y por otra parte la oferta en Uruguay se ha vuelto tan escasa que se torna un factor más de estabilización tanto para la carne como para la lana. En lo que va del año la faena es 33% menor a la ya muy baja del año pasado y puede terminar el año marcando un récord de baja. Tal vez una señal de retención que pueda alentar una recuperación de la majada.

centrales 3.jpg

La lana sufrirá competencia a largo plazo


El operador privado Djalma Puppo consideró que con el desplome del petróleo las fibras sintéticas también bajarán y seguramente afecten a la lana, pero no cree que sea algo inmediato."La lana es un producto de calidad. El factor más importante es la demanda, más que la competencia de otras fibras", destacó.

Por su parte, Cardellino consideró importante tener en cuenta que la lana tiene una participación minoritaria en el mercado internacional de fibras, que se acerca a 1,2%. Es prácticamente un producto de nicho. "Desde el punto de vista de producción hay que ser consciente de que la lana no puede competir con sintéticos y el polyester en telas y con el acrílico en tejidos de punto, o con el algodón en otras prendas. Sin embargo, no parece estar jugando mucho que dichas fibras se hayan abaratado", comentó.

Sobre los sintéticos puntualizó que la baja del petróleo incide en los pecios, pero también debe tenerse en cuenta que forma una parte de los costos junto a otros elementos.

Opypa destacó en su publicación anual de 2015 que el precio relativo que mantiene la lana con el algodón está en un terreno favorable. "En los últimos años el ratio lana fina/algodón presenta una tendencia creciente y continúa siendo elevado en relación al promedio de los últimos dos años. En otras palabras, el precio de la lana fina vale en promedio 5,91 veces más que el precio del algodón", detalló en su Anuario 2015.

Cabe destacar también que en muchos productos se realiza un mezcla de fibras e incluso en algunos mercados de calidad la lana puede abarcar entre el 40% y 50%.

centrales 4.jpg



Populares de la sección