Escribir con la voz en el celular y en la PC

¿Cuánto tiempo le lleva escribir un mail y cuánto dictarlo? Inténtelo y se sorprenderá

En este momento estoy escribiendo esta nota con el micrófono activado de Google Docs en una notebook común y corriente; de fondo se escucha la voz de mi hija cantando a todo pulmón, pero a pesar de eso el sistema no falla. Palabra de honor que todo este párrafo fue escrito “con la voz”. No tengo escribano público que verifique esta maravilla que ahorra tiempo y paciencia, pero por esta vez crea en mi palabra. O mejor aún, pruebe.

Ahora vuelvo a escribir con los dedos y le pido que se fije en el párrafo anterior. No tuve que corregir nada, ni siquiera un punto o coma (que como buena alumna también dicté como “punto” y “coma”). Luego de experimentar por unos cuantos días con la función de voz de Google en sus documentos, así como otra similar que permite hacerlo en celulares, me queda la sensación que lo único importante a la hora de “escribir con la voz” es, a la vez, lo más difícil en esta compleja vida: es necesario tener claridad de pensamiento y planear lo que se va a decir. De esta manera se evitarán los “eh”, “bueno”, “ahh” y esa serie de muletillas que usamos en el lenguaje oral pero que en el escrito no quedan bien y que obligan luego a  corregir manualmente el documento.

Dictarle al micrófono de Google lo hará sentir, de una extraña manera, poderoso, luego de un breve período en el que tal vez se sienta más bien ridículo ¿Recuerda cuando los jefes le dictaban a la secretaria? Fue durante años el estereotipo perfecto representado en mil películas y hasta resurge en las series de otras décadas (Mad Men, por ejemplo): “Señorita traiga papel y lápiz”. En general, esos jefes estaban bien entrenados para dictar diciendo lo que realmente querían comunicar a quién recibiría la carta. O tal vez eran las secretarías las que encargadas de “traducir” al lenguaje escrito lo que fuera que dijera el jefe, aunque estuviera mal estructurado.

A veces pienso que en buena parte perdimos esa cualidad que nos permite a los humanos razonar con claridad, ordenar los pensamientos y, recién después, hablar o escribir. En el caso de hablar, y si por hablar entendemos comunicar, no hace falta más que ver las redes sociales para darse cuenta que demasiadas veces no media ni la más mínima claridad previa de pensamiento. Pero ese es ya otro tema y volvamos a cómo escribir con la voz.

La función de voz con la que cada vez contamos más y mejor en nuestros dispositivos, además de permitirnos ahorrar muchos minutos también nos deja tiempo para pensar claramente qué es lo que realmente queremos comunicar. ¿Cómo se usa? Aquí algunos consejos y una advertencia: pruebe hasta encontrar la fórmula perfecta.

 1. Ya sea que use iPhone o cualquier tipo de smartphone con Android, podrá usar la función de dictado en casi cualquier aplicación que implique escribir texto. La más obvia es el mail. En el teclado detectará el icono de un pequeño micrófono que solo debe presionar una vez para comenzar a hablar. Si lo hace de forma clara y a un ritmo normal (no necesita ir muy lento), pero sobre todo pronunciando bien las palabras, el sistema escribirá por usted con muy pocos errores.

2. La buena noticia es que en iOS es posible “ordenarle” a la secretaria virtual que está "escondida" en el smartphone que también utilice correctamente los signos de puntuación. “Hola (coma), buen día (signo de exclamación)!”. Por ahora, descubrí que en el iPhone funciona con “punto”, “coma”, “punto y coma”, “signo de exclamación” y “signo de interrogación”. Luego de un buen rato probando a que me entendiera el “punto y aparte”, descubrí que esto se logra con “nueva línea” y que también funciona el comando “nuevo párrafo”. Vaya experimentando y descubrirá que hay más signos de puntuación que funcionan correctamente (por ejemplo “abrir comillas”, aunque no siempre lo entienda a la perfección).

3. Si de e-mails se trata esto funciona tanto en la app que viene por defecto en el iPhone como en la de Gmail en cualquier de sus versiones para sistemas operativos móviles. También en Google Docs, en la app de Notas e incluso en Whatsapp. Muchas veces los mensajes de audio no son los más adecuados (si la otra persona está en la oficina o en una reunión o en una conferencia, por ejemplo); pero también es posible “escribir” con la voz en Whatsapp para que se lo dictado se transforme en palabras que luego se enviarán como mensajes convencionales.

Lea también: Protocolo práctico para sobrevivir a los grupos de WhatsApp

4. Para descubrir en qué dispositivos (celulares, tabletas o computadoras) se puede usar el dictado de voz, hay que probar. Pero esta es una buena guía: Todos los iPhone a partir del 4S, los iPad desde el 3, los iPodtouch de la 5ª generación en adelante, las Macs con OS X Mountain Lion (10.7) o posteriores y las PCs con Windows Vista, 7en adelante incluyen este sistema que permite dictar textos. Si usa un celular con Android, una buena opción es descargar en la Google Play el Teclado de Google, que siempre incluye el pequeño micrófono para dictar.

5. En el caso de los dispositivos con iOS hay que activar Siri (Ajustes/General/ Siri) y luego abrir cualquier aplicación en la que se pueda introducir texto. En el teclado aparece un micrófono al que le podremos dictar el texto; al terminar pulsar “ok”.

6. Si escribe con la voz en Google Docs (en cualquier dispositivo, móvil o no) estos son los comandos que funcionan. La mayoría todavía están solamente habilitados para el inglés. En Android no siempre funcionan como deben; vaya probando.

7. Para utilizar la función de voz en Google lo ideal es hacerlo en la última versión de Chrome y por supuesto necesita un micrófono. Muchas notebooks ya lo incluyen; de lo contrario puede usar uno externo o incluso el par de auriculares que vienen con su smartphone que -en la mayoría de los casos- también tienen micrófono.

8. Una vez dentro del documento de Google hay que ir a Herramientas/Escritura por voz o utilizar el shortcut Ctrl+ Shift +S. Aparecerá un ícono de micrófono en el que debe seleccionar el idioma; el español tiene una gran cantidad de variedades incluyendo “español uruguayo”.

9. Presione sobre el ícono y cuando pasa de negro a rojo está listo para grabar; un nuevo click (o touch) y ya está grabando. En el documento comenzarán a reproducirse las palabras, con un pequeño retraso pero una buena tasa de aciertos. Luego de probar bastante la función en iOS versus la de Google Docs, debo decir que la primera funciona mejor y son mínimas las correcciones que hay que realizarle. Pero la de Google Docs en PC está mejorando a pasos agigantados; hay que darle crédito porque fue lanzada hace relativamente poco.

10. Los comandos que entiende en español (aunque con eventuales fallas) son:

Punto
Coma
Signo de exclamación
Signo de interrogación
Nueva línea
Nuevo párrafo

11. El sistema de Google es bastante inteligente, pero también algo pacato. Muchas veces no le reconocerá un signo de puntuación pero si pretende incluir “malas palabras”, las identificará casi siempre y escribirá unos íconos extraños en vez de la p*** palabra que quería utilizar. En fin, un sistema a prueba de groserías no viene mal. Si, en cambio, dicta un mail en la app de iPhone cargado de frustración, resentimiento e insultos de los gruesos, Apple se los aceptará.

12. Si se puede escribir con la voz en Google Docs en su computadora, ¿por qué no puede hacerlo directamente en Gmail en la misma PC? Misterio, pero seguramente será una funcionalidad que pronto se habilitará. Mientras tanto hay más de una “trampa”. Puede dictar el mail en Google Docs, luego copiar y pegar el texto en Gmail y listo. Hay además más de una extensión para Chrome que le permitirá dictar en cualquier campo que acepte texto. Una de ellas es Speech Pad  y funciona bastante bien.

13. En el caso de los celulares, Gmail acepta dictado sin problemas en cualquier de los sistema operativos móviles para los que está disponible.

Pruebe y comprueba y luego me cuenta. Confieso que odiaba hablarle a dispositivos inertes, pero ahora que puedo dictar un mail de tres párrafos en 20 segundos, estoy tan encantada que hasta le perdí el miedo al ridículo.

Bonus track
Un pariente cercano del dictado por ser un superhéroe del ahorro de tiempo, es la funcion de Google Docs que permite convertir una una imagen o PDF en texto. Por ejemplo, si tiene un documento en papel y no tiene tiempo ni ganas de volver a tipearlo, puede tomarle una foto y subir el archivo a Google Drive. Una vez allí presione con el botón derecho del mouse sobre éste (puede ser jpeg, png o PDF) y seleccione Abrir con/Documentos de Google. Así el archivo de imagen pasará a ser de texto.

Una verdadera maravilla que además funciona casi a la perfección. Con pocas correcciones manuales, quedará pronto. Cuánto más nítidas sean las imágenes, mejor se logrará el reconocimiento. Los archivos que se suban a Drive deben estar en la posición correcta para que Google los lea; si no, gírelos antes de subirlos. Más datos aqui.


Comentarios

Acerca del autor