Espacio Serratosa y otros ejemplos de coworking locales e internacionales

Hace unas semanas inauguró el Espacio Serratosa Coworking, Una tendencia global que se afirma y un rescate edilicio elogiable.
Nos alegramos y felicitamos a sus impulsores, Cimenta Real estate y Les Mots en la comunicación, que permitieron que un edificio de ese porte haya sido recuperado para uso semipúblico, mediante una intervención e inversión de gran escala.
Ubicado en 25 de Mayo esq Ciudadela, el edificio reúne espacios de trabajo compartidos, oficinas independientes, salas de eventos y reuniones, y un restaurant.
El proyecto tiene como objetivo promover el coworking en el país , asi como el desarrollo de comunidades que impulsen el trabajo independiente como forma de colaboración. Además, suma esfuerzos a la movida de reestructuración social y cultural de la Ciudad Vieja. De hecho, sa misma cuadra refleja la situación de extremos del barrio: lugares abandonados conviviendo con importantes inversiones e instalaciones comerciales o de oficinas.
El lugar, estará compuesto por "Laburanding", el área de puestos de trabajo compartidos, "Büro", las oficinas cerradas con posibilidad de compartirlas también, "Happening", salas de eventos y talleres, y "margat" un restaurant con acceso libre al público en general de la zona.
 
En su interior, si bien muchas terminaciones fueron eliminadas por acondicionamientos necesarios para el programa, es en el Piano Nóbile donde más se recupera la estética de la época de construcción, 1897 como palacete de uso residencial y comercial. Organizado en torno a una claraboya, ´sta fue eliminada y continuado en altura mediante perfilería de U-glass que remata en un nuevo lucernario, dos niveles más arriba. 
Arriba, se agregaron niveles que recrean la mansarda, cubiertos hacia el exterior con una malla metálica.
En Montevide, su antecedente inmedianto anterior fue Sinergia Coworking, en pleno Palermo, detrás de una fachada de casa antigua, un imponente galpón con nave central y subdivisiones laterales para espacios independientes. Con una gestión cultural que combina lanzamientos corporativos, creative mornings, charlas de especialistas en distintos temas, sesiones de yoga, o clases de robótica para niñas, marcan sin dudas, una nueva forma de trabajo y entornos creativos que llegó para quedarse. 
Ojo, no son para todo el mundo ni todas las actividades, pero cuánto hubiéramos querido este tipo de opciones cuando los de mi generación comenzábamos la actividad profesional!
Otro espacio local: Smart Offices en el Palacio Salvo
Mucho antes  que ésta movida local, ya en Buenso Aires aparecían los primeros Urban Stations, que fueron una ruptura de verdad con respecto a sus antecedentes, los ciber cafés:
Un poco de contexto: El coworking debe su surgimiento al auge de empresas tecnológicas en los años 90, que se consolidaron a partir del 2000,  que flexibilizaron las formas de trabajo y rompieron con la estructura clásica de las oficinas tradicionales. 
10 años más tarde con el auge de los dispositivos móviles, y las crisis financieras en distintos países, se difundió la modalidad que permitía trabajar a distancia , sin restricciones .
El término fue inventado por Bernie de Koven, en 1999 pero fue en el 2009 que fue difundido por Brad Neuberg que fundó en San Francisco, "Hat Factory" , un loft donde trabajaban 3 freelancers. Más tarde, el mismo Neuberg creó "Citizen Space" que fue realmente el primer espacio de coworking en USA. Actualmente rondan los 3.000.
Mientras, en Londres, en el 2005, abrieron  Impact Hub London, un espacio arriba de un depósito reuniendo a varios freelancers con la idea que luego se complementaran comercialmente.
Ya los hay en todoos lados pero algunos más llamativos que otros: uno de los más impactantes es "Neuehouse", con sede central en Nueva York pero varios locales en USA. A sus creadores les motiva averiguar qué pasa cuando se reúnen en un mismo espacio gente creativa y talentosa en distintas áreas, y dejas que ocurran "accidentes". De ésos que luego generan emprendimientos o proyectos en conjunto. Esa es la magia que intentan crear, fomentando disciplinas como música, diseño gráfico, artes plásticas, periodistas, arquitectos, etc. 
Las características que los hace un movimiento a largo plazo: 
_ Los freelancers y las pequeñas empresas son motores muy importantes en el desarrollo de servicios en particular y de economías en general. Su flexibilidad y capacidad de adatación los hace ideales para Millenials, o servicios de outsourcing de empresas de mayor escala alrededor del mundo, o incluso de adaptación a futuras modalidades de interacción profesional.
_ Generan sentimientos de pertenencia y eventualmente, relaciones de asociación esporádica para determinados trabajos.
_ Permiten trabajar globalmente apoyado solo por laptops o tomandolos como base para diversos movimientos, cuando se tiene poca infraestructura.
_ Por otro lado ofrece una solución para el problema de relacionamiento que tienen muchos feelancers, si bien , ojo, no todas las actividades o disciplinas son idóneas para este tipo de interacción abierta.
 
Vean fotos de lo mencionado acá
 

Comentarios

Acerca del autor