"Está más tranquilo que nunca", dijo uruguaya desde Estambul

Angelina Notari y sus compañeros de Arquitectura no tienen ninguna comunicación oficial de salir de Turquía

"Está más tranquilo que nunca", fue la expresión que usó Angelina Notari, una estudiante de la Facultad de Arquitectura, para retratar el ambiente de Estambul luego del intento de golpe de Estado militar de la noche del viernes. Ella y 16 compañeros se encontraban en Minel Hotel, ubicado en el casco histórico de la ciudad, y se aprontaban para salir cuando vieron en la televisión de la recepción que "había corridas" en la parte nueva de la ciudad.

"Estamos bien. Está todo tranquilo. Las mezquitas están abiertas. Hoy caminamos hasta la costa y los turistas estaban en la calle. Solo vimos un par de mercados cerrados pero no sabemos si es porque es sábado o por duelo", dijo a El Observador.

El gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan afirmó este sábado que el intento de golpe de Estado militar causó al menos 265 muertos y que la situación se encuentra "completamente bajo control".

Desde la medianoche los estudiantes de este grupo y otro que estaba en viaje a Capadocia están en contacto con el consulado uruguayo en Irán vía telefónica y a través de un grupo de WhatsApp. Según Notari no se ha tomado ninguna decisión de facilitarles la salida de Turquía, puesto que "no sé si la situación lo amerita". No obstante, la estudiante señaló que hay compañeros asustados que podrían pedir viajar hacia su próximo destino. "Algunos vuelos fueron cancelados", apuntó. En total, unos 250 uruguayos se encuentran en estos momentos de viaje de Arquitectura en Turquía.

El gobierno estadounidense suspendió todos los vuelos a Turquía y prohibió a todas las aerolíneas volar hacia Estados Unidos debido a la incertidumbre tras el fallido intento de golpe de Estado. El aeropuerto Ataturk en Estambul está considerablemente reducido en sus operaciones.

Notari y sus compañeros de viaje viajarán a Capadocia el domingo a la tarde en ómnibus. Por el momento, la excursión no ha sido cancelada.

"Llamé a mi madre para decirle que estaba bien y no en medio del caos sangriento que decían que había en la televisión", dijo a El Observador. A la noche sintieron el pasaje de aviones y algunas explosiones lejanas por las 4 de la mañana. "Los turcos dicen que todo pudo haber sido una demostración de fuerza del presidente y que hubo menos muertos", agregó Notari.

Desde Cancillería se emitió un comunicado en el que se recomienda a los uruguayos presentes en Turquía que mantengan la calma y, de ser posible en grupo, en los hoteles o lugares de alojamiento, informados sobre el desarrollo de la situación. También se les pide que estén en contacto con sus familiares y faciliten teléfonos donde puedan ser ubicados. Para aquellos uruguayos que tengan previsto viajar, Cancillería les exhorta postergar el viaje hasta que se normalice la situación.

Los hechos se fueron encadenando desde poco antes de la medianoche cuando "las fuerzas armadas turcas" decretaron la ley marcial y un toque de queda en el país, tras el despliegue de tropas en Estambul y Ankara. Los golpistas anunciaban una "toma de poder total en el país" con el objetivo de "garantizar y restaurar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades y que prevalezca la ley suprema".

Notari se encontraba en Japón cuando ocurrió un atentado en el aeropuerto de Estambul el 29 de junio, por el que murieron más de 40 personas. De todas formas, ella y sus compañeros volaron a la ciudad turca, pero otros viajaron directamente a Niza y estuvieron cerca de la matanza asumida por el Estado Islámico ocurrida esta semana. "Será el destino", apuntó.





Populares de la sección