Establecerán por ley que ascensos en el Estado sean por concurso

El gobierno discute con COFE los futuros cambios en la administración

El presidente José Mujica ya dejó claro que pretende que se elimine el concepto de antigüedad para ascender dentro del Estado, y que los cargos se obtengan en base a concursos y esfuerzo “medible”.

Por eso el gobierno pretende desterrar la  llamada “escala del burro” en la función pública –que simboliza a quienes ascienden en su carrera sólo por el hecho de permanecer durante años en la función– e implementará un sistema donde los ascensos de grado únicamente se den a través de concursos, méritos y compromisos de gestión.

En ese sentido, el Poder Ejecutivo pretende establecer por ley todo el nuevo sistema de funcionamiento del Estado. Los representantes del Poder Ejecutivo entregaron en diciembre a la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) un borrador de lo que pretenden que sea el nuevo estatuto de la función pública, según dijeron a El Observador fuentes sindicales. Luego de negociado entre las partes, será convertido en ley.

El texto  establece que pueden existir personas que trabajen para el Estado y que no por eso serán funcionarios públicos. Además, se pretende que los trabajadores sean empleados del Estado y no de determinada área del mismo, para que puedan ser trasladados si son más funcionales a otra tarea.

El sistema de ascensos tendrá dos aspectos fundamentales. Por un lado, para acceder a un cargo de responsabilidad se deberá dar un concurso. Pero además, en cada función habrá compromisos de gestión con plazos establecidos, que si no son cumplidos esa función se perderá.

Es decir, los cargos no se ganan para siempre sino que, una vez obtenidos, se deberá cumplir metas para mantenerlos.

En el borrador del proyecto trabajó un equipo de la Presidencia de la República encabezado por el secretario, Alberto Breccia, el prosecretario, Diego Cánepa, la Oficina de Servicio Civil, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Gabriel Frugoni y el director Homero Guerrero.

Para elaborarlo, también analizaron los sistemas de funcionamiento estatal de países como Brasil y Canadá, entre otros.

Antigüedad también
El nuevo estatuto del funcionario pretende modificar el concepto de antigüedad en el Estado. Según aseguró Cánepa a El Observador, “la antigüedad seguirá siendo un componente (salarial), pero la prominencia a la hora de ascenso serán los méritos”.

De esta forma los años de permanencia en la función sólo servirán como un plus.

“Esto será un cambio importante, dentro de los límites de la Constitución, porque genera una nueva carrera administrativa. Es la primera vez desde 1943 que hay un tratamiento de una ley integral para generar cambios profundos en este sentido”, dijo.

El gobierno aspira a que en el primer semestre del año se llegue a acuerdos con el sindicato de trabajadores del Estado y el Parlamento pueda sancionar la ley.


Cuestionan


Sin embargo, la negociación no será sencilla. Los funcionarios tienen reparos al proyecto que les fue entregado semanas atrás.

Según el presidente de COFE, Pablo Cabrera, en febrero habrá una nueva reunión con el gobierno para discutir las apreciaciones sobre el texto. “El departamento jurídico de COFE está trabajando para analizar su redacción y su contenido político”, dijo a El Observador.

En cuanto a los concursos que se implementarán, los funcionarios pretenden que en paralelo exista una capacitación para los empleados. “Queremos tener herramientas para poder concursar. No queremos que la antiguedad sea lo que pese pero hay que decir que la gente no ha recibido los procesos formativos suficientes”, señaló Cabrera.

Los estatales piden que el gobierno tenga “un cambio sustancial en la mirada que se tiene hacia los funcionarios” públicos, dijo el sindicalista.

Mujica enfureció a los bancarios


 “Yo comprendo perfectamente al sueño que puede tener un trabajador joven bancario que piensa que esto es una ventaja bárbara. Me banco 30 o 35 años y tengo una jubilación espléndida por el solo hecho de ir pasando el tiempo” reflexionó el presidente José Mujica en referencia a la discusión sobre los ascensos salariales anuales automáticos que tienen los bancarios. Mujica pidió a los empleados que analicen la situación “mirada desde el punto de vista general de la nación”. En cuanto al reclamo de mantener ese ascenso anual, dijo que “no se puede defender algo que no es una conquista de ningún tipo” y que es “un castigo para el conjunto de la sociedad”. Los bancarios se enfurecieron con el presidente y preparan un comunicado público de rechazo a sus afirmaciones.el observador


Populares de la sección

Comentarios