Estaciones de servicio piden descuelgue salarial

La medida responde a la negativa de ANCAP para ajustar la paramétrica de costos
Una asamblea de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) –la gremial que agrupa a la mayoría de las estaciones de servicio del país– denunciará ante el Ministerio de Trabajo el descuelgue del convenio salarial que está vigente, tras la negativa de ANCAP de ajustar su paramétrica de costos. Por medio de un comunicado, la Unvenu cuestionó ayer las decisiones del ente petrolero porque "alteran la regla de juego de acordadas" en diciembre del año pasado para el nuevo convenio salarial, lo que llevó a las estaciones a "adoptar una medida no deseada".

El convenio salarial de las estaciones fue el 30 de diciembre de 2015 con vigencia al 1º de julio de ese año. Según informó la Unvenu, ese convenio pudo acordarse gracias a los oficios del Ministerio de Trabajo, que hizo una mediación ante ANCAP y el Poder Ejecutivo, a efectos de revertir una resolución del entonces presidente del ente petrolero José Coya.

En ese entonces, el exjerarca era partidario "de no reconocer en la paramétrica de costos, que determina el pago a las estaciones de servicio de combustibles, lo que hacía inviable un acuerdo salarial como se había negociado", recuerda la Unvenu. Con la mediación de Trabajo, ANCAP dejó sin efecto esta determinación. El acuerdo establecía ajustes salariales para el período de 1º de julio de 2015 hasta el 30 de junio de 2018.

Sin embargo, la gremial de las estaciones señala que el pasado 28 de julio el Directorio de ANCAP anunció que "suspendía hasta el 1° de setiembre de 2016, la aplicación del ajuste de la paramétrica que debería regir a partir del próximo 1° de agosto, manteniendo los valores nominales unitarios de bonificación de gasolinas, gasoil y bocas de consumo propio, vigentes en julio 2016". Ante esa notificación, la Unvenu presentó un recurso de revocación.

Según la Unvenu, el propio ministro de Trabajo, Ernesto Murro, hizo gestiones ante el Ministerio de Industria, y promovió una reunión para considerar el problema. Sin embargo, el 30 de agosto, ANCAP "volvió a emitir otra resolución en la que prolonga su decisión de no ajustar la relación de costos internos, lo que genera más perjuicio para las estaciones", cuestionó la gremial. Ello motivó a que una asamblea extraordinaria de Unvenu solicitara el "desenganche del convenio salarial".

La nueva administración de ANCAP está haciendo varios ajustes para reducir los costos de la cadenas de distribución y comercialización de combustibles. Esta semana El Observador informó que el ente denunció el contrato que hoy está vigente con las cuatro distribuidoras que están operando en el mercado: ESSO, Petrobras, Ducsa y Canopus. El vínculos contractual ca e el próximo 8 de diciembre pero si ANCAP no denunciaba el mismo al menos tres meses antes de ese plazo, el vínculo se renovaba automáticamente en las mismas condiciones.

Populares de la sección