Estaciones de servicio podrán seguir vendiendo alcohol

Bodegueros plantearon reparos al proyecto por caída en venta de vino
El presidente Tabaré Vázquez escuchó este viernes de primera mano los reclamos de distintos sectores que pueden verse afectados con las restricciones que planea el gobierno para la venta y comercialización de bebidas alcohólicas. Vázquez está decidido a seguir adelante con su política tal como lo hizo con el combate al consumo de cigarrillos.

Los bodegueros y vitivinicultores fueron invitados a Torre Ejecutiva –junto a otras 12 organizaciones– a exponer su punto de vista respecto al proyecto que el gobierno busca consensuar antes de enviarlo al Parlamento.

Los representantes del sector vitivinicultor –también había enólogos– explicaron las dificultades que enfrentan, la caída en la venta de vino que se registra en el país y la potencial afectación que implicarán las nuevas restricciones al consumo.

Integrantes de las bodegas comentaron a El Observador que se fueron "optimistas" de la reunión y que quedaron planteados nuevos encuentros.

Además de Vázquez y el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, participaron de la reunión el ministro de Salud, Jorge Basso, diputados y senadores de todos los partidos, la Junta Nacional de Drogas, fabricantes de alcoholes, fabricantes de bebidas, importadores, la Asociación de Supermercados, Cambadu por los comercios minoristas, el Centro de Vendedores de Nafta –cuyos comercios tienen minimercados–, el gremio de trabajadores de la bebida, el Sindicato Médico, el Instituto Nacional de Vitivinicultura y, la empresa Caba de ANCAP, entre otros.

La publicidad, el horario de prohibición de venta de bebidas alcohólicas que se propone extender desde las 22 horas a las 8 de la mañana (actualmente es de la hora 0 a las 6), y lo relativo a las licencias que deberán comprar los comercios que quieran vender, fueron los temas que centraron la reunión.

Una idea –que no se manejó durante el encuentro pero que analiza la comisión multisectorial que formó Vázquez– es que los supermercados tengan góndolas exclusivas de bebidas alcohólicas a las que no podrán ingresar los menores de edad. Hoy hasta en las cajas registradoras de los super se exponen petacas.

El diputado Luis Gallo (Frente Amplio) comentó a los medios que este viernes recibieron insumos para trabajar, por ejemplo en el tema publicidad, que debe "ser responsable".

Otro punto –planteado en este caso por los estacioneros– fue el pedido para que no se limite su negocio de venta de alcohol. Gallo dijo que los minimercados de las estaciones de servicio podrán seguir vendiendo bebidas alcohólicas con las mismas restricciones, de horario por ejemplo, que tendrán los almacenes.

Según números que presentaron ayer los estacioneros, en un radio de entre 100 metros y 200 metros de cada estación, hay en promedio cinco negocios que venden bebidas alcohólicas, por lo que no tendría sentido prohibirles a las estaciones que expendan esos productos.

La diputada Susana Montaner (Partido Colorado) dijo que los actores que tienen que ver con el tema del alcohol necesitaban la instancia de ayer y consideró que "ninguna ley que se haga de espalda de la sociedad tendrá andamiento en el futuro".

Tanto Gallo como Montaner dijeron a título personal que no hay margen para modificar la ley de alcohol cero que se votó recientemente para los conductores

Conferencia

El próximo miércoles el Ministerio de Salud Pública organizará una conferencia sobre "el alcohol en la salud de los uruguayos".

También se darán datos sobre el consumo de bebidas alcohólicas en embarazadas. Será a las 10 de la mañana en el MSP.


Populares de la sección