Estaciones de servicio seguirán usando efectivo en minimercados

Además se postergará obligación de vender combustible solo con tarjeta
La Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) acordó con el Poder Ejecutivo introducir algunos cambios al cronograma que estaba previsto para eliminar totalmente el efectivo de las estaciones de servicio a partir del 1° de julio.

Desde mediados de mayo, las estaciones de Montevideo y Canelones solo pueden vender combustibles con tarjetas de crédito y débito entre las 22 y las 6 horas. El acuerdo alcanzado con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) implica la postergación del régimen de 24 horas sin efectivo en las estaciones de servicio que estaba previsto comenzara a instrumentarse a partir del 1° de julio en Montevideo y Canelones, y el 15 de agosto para todas las estaciones del país. Además, se acordó que se podrá seguir utilizando efectivo para comprar en los minimercados de las estaciones por montos pequeños durante la noche.

En diálogo con El Observador, el secretario de Unvenu, Jorge Bonino, indicó que aún no hay una fecha definida para saber hasta cuándo se postergará la obligatoriedad de pagar el combustible con medios electrónicos.Está previsto que en los próximos días el Poder Ejecutivo publique un decreto con los detalles del nuevo cronograma. La gremial estima que ese plazo se fijará entre noviembre y enero del próximo año como máximo.

Compras en minimercados


El Poder Ejecutivo también cedió a otro de los reclamos de las estaciones sobre la prohibición de utilizar efectivo en las ventas en los minimercados, algo que había impactado "fuertemente en su nivel de ventas". Bonino indicó que esto obedece a que aún quedan muchos clientes que no cuentan con una tarjeta de débito y también a que un porcentaje de usuarios prefieren no utilizar los plásticos para compras por montos pequeños.

El decreto que el MEF tiene previsto publicar en los próximos días autorizará las compras por montos pequeños (aún no definido) en los minimercados en las estaciones de servicio. Asimismo, se fijará un valor máximo en efectivo que podrán manejar las cajas de las estaciones. En caso que se exceda ese límite, se deberá incorporar un cofre de seguridad al cual los trabajadores de las estaciones no tendrán acceso.

Las cambios acordados van a contramano de lo anunciado por el ministro de Economía, Danilo Astori a fines de marzo. En ese momento el jerarca había dicho que en un mes estaría operativa la eliminación del pago en efectivo para los viajes en taxímetros y las compras en estaciones de servicio.

Pero en los hechos las estaciones de servicio seguirán aceptando efectivo en el caso de los minimercados y continuarán despachando combustible aceptando dinero físico al menos por algunos meses más. Esta postergación no escapa a lo ocurrido con otros cambios introducidos por la ley de Inclusión Financiera, cuya entrada en vigencia no ha respetado, por diversas razones, los calendarios previstos originalmente. En el caso de los medios de pago electrónicos si bien su uso se ha extendido de forma significativa, ayudado por los incentivos fiscales, hay sectores de la población que todavía mantienen sus viejos hábitos de pagos.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, explicó ayer en el ciclo de almuerzos de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) que la prórroga obedece a que se pretende "discutir un acuerdo (con los privados) que pueda ser más efectivo" en su instrumentación.

Efectivo en los taxis


El Poder Ejecutivo pretende que el nuevo régimen que elimina parcialmente el efectivo de las estaciones comience a regir en paralelo con la medida que apunta a quitar el dinero de los taxis.

Para este medio de transporte las autoridades manejan varias alternativas. Una es que la sustitución de efectivo esté ligada al uso de tarjetas STM, el plástico disponible para abonar viajes en el Sistema de Transporte Metropolitano que tiene alrededor de 1,2 millones de tarjetas. Como se trata de un desarrollo de la Intendencia de Montevideo es necesario realizar varias modificaciones y ajustes para extender su uso a los taxis, lo cual postergó el proceso.

Por eso también se barajan otras alternativas como una aplicación (o más de una, incluso), instalada en el celular del pasajero, y que tendría un "esquema similar" al que utiliza Uber, había dicho semanas atrás a El Observador el coordinador del programa de inclusión financiera del MEF, Martín Vallcorba.

De esa manera se busca que la persona descargue la aplicación, la asocie a una cuenta y que esa cuenta esté vinculada a un medio electrónico de pago. Esa aplicación no solo permitirá solicitar un taxi a cualquier punto de la ciudad sino además pagar el viaje sin efectivo y sin necesidad ni siquiera de presentar la tarjeta al taxista. La aplicación se encargará de cobrar el viaje con el medio de pago asociado, de manera automática y fuera de la unidad. Igual que en Uber. Eso no quita que el auto pueda también estar equipado con un POS (terminal electrónica de pago) y que quien prefiera realizar el pago con tarjeta de crédito débito o prepaga lo haga.

Reducen plazos para reembolso de fondos

Otro de los reclamos de las estaciones es que se reduzca el tiempo de reembolso de fondos a los comercios por pagos realizados con tarjeta de débito, que en promedio demora 48 horas luego de realizada la operación. En el caso de las tarjetas maestro de Redbrou el reembolso ya se comenzó a hacer en 24 horas y otros operadores, como por ejemplo Visa bajaría de 48 a 24 horas a partir del 1° de julio, según dijo Bonino.

Los estacioneros han señalado que la prohibición del efectivo genera que el dinero llegue a las manos de los comerciantes de forma diferida, lo que hace difícil para las estaciones pagar por el combustible. Incluso solicitaron a ANCAP cuatro días de crédito para poder hacerse del dinero. La gremial también exige ajustar el porcentaje de venta con plásticos reconocida en la paramétrica que usa ANCAP para fijar la bonificación de las estaciones.

Populares de la sección