Estado Islámico reivindicó el ataque a la discoteca gay en Orlando

Es la peor matanza de la historia de EEUU desde el 11-S; hay 50 muertos hasta el momento
Embed
Al menos 50 personas han muerto y 53 han resultado heridas en el tiroteo ocurrido hoy en la discoteca gay Pulse de Orlando (Florida, EEUU), informó la Policía. Se espera que la cifra continue en ascenso y el hecho se ha definido como la peor matanza de la historia de Estados Unidos.

El tiroteo, que empezó en torno a las 02:00 hora local, está siendo investigado como un "acto de terrorismo". Según establece la agencia Amaq, vinculada al yihadismo, el grupo terrorista se adjudicó el ataque. "El ataque armado perpetrado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida (...) fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico", señaló Amaq en un comunicado.

El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola y se atrincheró con rehenes en el local, murió en un enfrentamiento con las fuerzas del orden, indicó John Mina, jefe de la Policía de Orlando. "Nuestros agentes dispararon al sospechoso", afirmó.

Atentado en Orlando

"Al menos nueve agentes estuvieron implicados en el tiroteo del sospechoso. Un agente resultó herido, pero parece que el casco (de fibra sintética) salvó su vida", explicó Mina, al recalcar que el supuesto tirador estaba "organizado y bien preparado".

Apuntó también que el sospechoso llevaba un "artefacto" y "posiblemente" tenía otro "en su automóvil".
Mina agregó que el suceso no guarda relación con el tiroteo que el pasado viernes acabó con la vida de la cantante Christina Grimmie, conocida por su intervención en el popular programa de televisión "The Voice", al finalizar un concierto en Orlando.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, expresó su pesar por el "muy horroroso crimen" e instó a la población a "ser fuerte".

"Somos una comunidad fuerte y resiliente", afirmó el alcalde en la rueda de prensa.
Numerosos vehículos de emergencia acudieron a la discoteca y varias víctimas fueron evacuadas en ambulancias, mientras otras yacían fuera del local en el suelo ensangrentadas y atendidas por policías, según las imágenes emitidas por los medios locales.

La Policía de Orlando confirmó que efectuó una "explosión controlada" cerca de la discoteca, pero no aportó más detalles, mientras el Cuerpo de Bomberos también desplegó un equipo de desactivación de artefactos explosivos, indicó el diario local "Orlando Sentinel".

La discoteca Pulse, situada en el centro de Orlando, publicó en su página de Facebook un mensaje en el que pedía que todo el mundo saliera del local y corriese.

"Tan pronto tengamos información, actualizaremos a todo el mundo. Por favor, tengan a todo el mundo en sus oraciones mientras afrontamos este trágico evento. Gracias por sus pensamientos y amor", agregó la discoteca en Facebook.

Un testigo citado por la televisión local WESH aseguró haber oído unos 40 disparos y otro testigo dijo que un amigo suyo resultó herido y se encerró en un aseo de la discoteca.
La testigo Rosie Feba, que logró escapar del local junto a su novia, indicó que el tiroteo comenzó cerca de la hora del cierre.

"Ella me dijo que alguien estaba disparando. Todo el mundo se tiró al suelo", relató Feba, que al principio pensó que "no era real", sino que "era parte de la música, hasta que vi el fuego de su pistola".

Fuente: EFE/AFP

Populares de la sección