Estado Islámico volvió a golpear en Irak y dejó 37 muertos

Coincidió con el inicio de la visita de Hollande a Bagdad, también se atribuyó el de Turquía
El Estado Islámico (EI) comenzó el nuevo año fiel a su prédica violenta, al dejar una considerable estela de terror y muerte con los atentados de Estambul, el domingo, y Bagdad, ayer lunes, cuya autoría se adjudicó a través de las redes sociales y su agencia de propaganda, Amaq.

En el primer caso, las víctimas fueron 39 y en el segundo al menos 37, a lo que se sumaron decenas de heridos en ambos episodios.

La organización yihadista comenzó 2017 tal como había anunciado que lo haría antes que concluyera 2016. Y lo hizo no solo como parte de su estrategia en contra del mundo occidental, sino también en una nueva muestra de su poderío, luego de un año en el que sufrió numerosas bajas.

El atentado de ayer en la capital iraquí, en el que se registraron hasta el momento 37 muertos y más de 60 heridos –según distintas fuentes–, ocurrió en un barrio chiita Ciudad Sadr, en Bagdad, y fue cometido por un kamikaze al volante de un coche bomba, dijeron fuentes policiales.

El lugar, en el noreste de la ciudad, estaba poblado por musulmanes chiitas.
Las víctimas del atentado eran en su mayoría jornaleros que esperaban ser contratados en una plaza del barrio.

Visita de Hollande

El atentado se produjo en coincidencia con la llegada a la capital iraquí del presidente francés François Hollande.

Francia fue golpeada por una serie de ataques yihadistas en los últimos dos años, con un saldo de más de 200 muertos.

Hollande subrayó la importancia de reconstruir Irak, donde cientos de miles de personas debieron ser desplazadas.

Por la tarde, se trasladó a Erbil, capital de la región autónoma kurda (al norte del país), donde están desplegadas las fuerzas especiales francesas que instruyen a los peshmergas kurdos en la lucha por reconquistar Mosul.

El mandatario francés dijo que ese objetivo es cercano y puede concretarse "en primavera o en todo caso antes del verano".

Para Hollande, el 2017 será un año de "victoria" contra el terrorismo.

El EI perdió buena parte de los territorios que conquistó en 2014, pero desde junio de ese año conserva el bastión de Mosul, que el ejército iraquí intenta arrebatarle.

Francia es el segundo mayor socio de la coalición militar contra el EI, después de Estados Unidos.

Desde 2014, lanzó más de 1.000 bombardeos y destruyó 1.700 objetivos en Irak y Siria.
Precisamente, EEUU recordó la "necesidad" de mantener las operaciones de la coalición internacional contra el EI, tras los atentados del sábado y de ayer en Bagdad, este último durante la visita de Hollande.

Otro atentado el sábado

El sábado, en vísperas de Año Nuevo, se había producido un doble atentado, también reivindicado por el EI, en un mercado muy concurrido del centro de la ciudad. Ese día hubo 27 muertos y decenas de heridos.

En fotos del ataque ocurrido ayer en Bagdad, difundidas a través de las redes sociales, podía verse una inmensa columna de humo negro y muchos heridos, algunos visiblemente en estado muy grave, que eran evacuados.

En Irak, los extremistas sunitas del El atacan en forma permanente a los chiitas, mayoritarios en ese país, a los que consideran "herejes".

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección