"Estamos listos": la primera reacción de la UE ante salida del Reino Unido

"Nos preguntamos si Londres se ha dado cuenta de las consecuencias", expresó su portavoz

La Unión Europea "actuará de manera unida y preservará sus intereses" en las negociaciones de divorcio con Reino Unido, abiertas este miércoles con la notificación oficial del brexit, indicó en un comunicado el Consejo Europeo, que representa a los mandatarios del bloque.

"Lamentamos que Reino Unido vaya a abandonar la Unión Europea, pero estamos listos para el proceso que a partir de ahora debemos seguir", apunta este documento redactado en nombre de los 27 dirigentes europeos, quienes se reunirán el próximo 29 de abril en Bruselas para definir las grandes líneas de negociación de la UE.

Al mismo tiempo, uno de sus aliados más fuertes, Alemania, aseguró que Reino Unido "sigue siendo un socio para Europa y la OTAN", señaló una vocera de la canciller alemana Angela Merkel.

"No debemos olvidar que el Reino Unido sigue siendo un partidario en la OTAN y en Europa", subrayó Ulrike Demmer a los periodistas después de que el gobierno británico pusiera oficialmente en marcha el proceso de divorcio con la UE.

La portavoz recordó que las negociaciones deben finalizarse como muy tarde dentro de dos años y que a partir de ahora los 27 Estados restantes en la UE tendrán que fijar su posición común.

"Con la carta británica, tendremos más claridad respecto a cómo se plantea el camino de la parte británica y, en función de esto, los otros 27 Estados miembros y las instituciones europeas definirán sus intereses y sus objetivos", dijo.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores subrayó que las negociaciones se anunciaban difíciles y que lo más importante ahora era asegurar la cohesión de los 27.

"Las negociaciones seguramente no serán fáciles", declaró Sigmar Gabriel, lanzando un "sigamos siendo amigos" dirigido a Londres.

"Para Alemania, la pauta clara para las negociaciones es que la Europa de los 27 trabaje hombro con hombro y que no mantengamos únicamente el estado de trabajo de unificación europea sino que sigamos desarrollándolo y nos armemos para tormentas futuras", agregó Gabriel.

Su vocero, Martin Schäfer, recalcó que el "calendario está muy apretado" y se preguntó si Londres era consciente de la tarea que está por venir.

"La incertidumbre es un veneno para la gente: los ciudadanos de la UE, los alemanes que viven en Gran Bretaña (...) y los británicos que viven en la UE. Y es un veneno todavía más para las relaciones comerciales y de inversión", subrayó Martin Schäfer.

"A veces nos preguntamos si todo el mundo en Londres se ha dado cuenta verdaderamente de las consecuencias, particularmente para la economía británica", añadió.

Ya los extrañan

"Ya les echamos de menos", dijo a los periodistas el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, después de recibir de manos del embajador británico ante la UE, Tim Barrow, la carta con la que Londres activa el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, dando paso a dos años de complicadas negociaciones de divorcio.

Para Tusk, que representa a los mandatarios del bloque, "no hay razones para pretender que este es un día feliz, ni en Bruselas ni en Londres". "Nos mantendremos determinados y unidos también en el futuro, durante las difíciles negociaciones que tenemos por delante" añadió en un breve discurso.

En un comunicado redactado en nombre de los 27 dirigentes del bloque, el Consejo Europeo asegura que la UE "actuará de manera unida y preservará sus intereses" en las negociaciones de divorcio.

"La incertidumbre es un veneno para la gente: los ciudadanos de la UE, los alemanes que viven en Gran Bretaña (...) y los británicos que viven en la UE. Y es un veneno todavía más para las relaciones comerciales y de inversión", subrayó Martin Schäfer.

"Lamentamos que Reino Unido vaya a abandonar la Unión Europea, pero estamos listos para el proceso que a partir de ahora debemos seguir", apunta este documento.

Los mandatarios tienen previsto reunirse el próximo 29 de abril en Bruselas para definir las grandes líneas de negociación de la UE, en base a la propuesta que debe presentar Donald Tusk antes del viernes.

"Nuestra primera prioridad debe ser minimizar la incertidumbre generada por la decisión de Reino Unido para nuestros ciudadanos, empresarios y Estados miembros", apunta el Consejo.

El negociador de la Comisión Europea para el brexit, Michel Barnier, quien liderará las negociaciones en nombre de los 27, ya explicó la semana pasada que entre sus prioridades estarán los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y viceversa, así como la frontera entre Irlanda y la británica Irlanda del Norte.

Pero la cuestión que protagonizará el inicio de las conversaciones será la factura a pagar por Reino Unido respecto a sus compromisos adquiridos con sus socios. Aunque todavía no hay cifra oficial, los europeos estiman el monto en hasta 60.000 millones de euros (US$ 64.000 millones).

En el comunicado, los 27 expresaron además su voluntad de "centrarse en los elementos clave de una retirada ordenada" de Reino Unido, mientras que Londres aboga en cambio por iniciar rápidamente las conversaciones sobre la futura relación entre ambos, incluidas las de un acuerdo comercial.


Fuente: AFP

Populares de la sección