Estiman que la oferta de semillas de soja cayó entre 50% y 60%

Productores que utilizaban 60% de semillas de uso propio este año no pudieron guardar nada

El principal problema de cara a la próxima siembra de soja es la escasez de semillas, generada tras una producción de bajo volumen y calidad en la zafra anterior, a la que se suman dificultades para la importación del producto, con características acordes a las necesidades y a la legislación vigente en el país.

Gonzalo Reynoso, gerente técnico de la empresa Agroterra, reconoció a El Observador que llegado el momento puede faltar algo de semilla para cubrir toda la demanda, considerando la expectativa de siembra del cultivo.

El experto estimó que se perdió un porcentaje muy alto de la producción de semillas, algo que se percibe muy claramente en las semillas de uso propio. Normalmente los productores utilizan más de 60% de semillas producidas por ellos mismos, sin embargo este año hay casos de productores que no pudieron guardarse nada.

Reynoso señaló que hay empresas que tienen muy buena calidad de semillas pero el volumen es acotado, mientras que otras tienen calidades intermedias. "Posiblemente se tenga una oferta 50% o 60% inferior a la de otros años. Si bien uno siempre sobreestima la demanda para planificar los semilleros, y así poder estar cubiertos para cubrir la demanda, este año las mermas de oferta fueron muy grandes", reconoció.

También confirmó que es difícil importar semillas, porque la región está con muchos problemas. En muchos casos para importar es necesario que la semilla venga curada con fungicidas, para que pueda pasar los análisis; pero cuando viene curada con fungicidas muy sobre la fecha, también es posible que vaya cayendo su poder germinativo al correr de los días, alertó Reynoso.

"No es fácil importar semillas, porque la calidad del producto cuando es vendido puede terminar siendo diferente a cuando se compró. El riesgo es muy alto", agregó.

Además comentó que Argentina tiene muy buenas semillas de grupos tres y cuatro, que son las que se usan en la región núcleo de ese país; pero de los grupos medios y largos, que son los que se utilizan en Uruguay, esta vez tienen una calidad de productos muy similar a la que hay a nivel local.

En cuanto al área, estimó que sería algo inferior a la del año pasado y ahora cabe ver cómo influirá la escasez de semillas en el área sembrada.

Comenzó a sembrarse el maíz

En estos días comenzaron las siembras de maíz, que se realizan de muy buena forma, en fecha y con buena humedad en los suelos, lo que favorecerá a los cultivos. Luego cabe esperar que llueva en noviembre y diciembre, para que los cultivos tengan un buen desarrollo, dijo Reynoso.


Populares de la sección

Acerca del autor