Esto no es un afiche

Los pósters de conciertos cumplen con la necesidad de atraer al público a un evento. Diseñadores locales explican cómo es hacerlo hoy añadiéndole una mirada artística a su producción
Un espectáculo entra primero por los ojos. Antes siquiera de que el público llegue al teatro, boliche o sala, el afiche es el medio que le otorga la estética y define al show visual y temáticamente.

Los afiches tienen primero la función de informar: el qué, cuándo, dónde y cuánto tienen que estar presentes y bien claros. Pero el atractivo del diseño es el que termina por atraer el ojo del público. Y en cierta forma, terminan siendo un arte en sí mismo.

Zelmar Borrás y Diego Prestes del estudio Atolón de Mororoa lo explican: "sin dudas que un buen diseño va a posicionar mejor a un show. Tanto en medios digitales como impresos, se pueden hacer buenas cosas que se destaquen entre tanta información chatarra".

Porque ahora, en la era de la sobreinformación, un evento tiene pocas oportunidades de destacarse frente a otros. "Hay millones de bandas y de diseñadores. Si entrás a Facebook vas a ver muchos afiches de bandas. Estaría bueno ver más de esos en las calles. El tema que la calle queda para shows más grandes y muchas veces la gente que los organiza es más conservadora, entonces se limitan a poner la foto de un artista. El afiche callejero se podría desarrollar más en Uruguay".

En este sentido, son varios los diseñadores que están trabajando sobre estéticas particulares junto a bandas. Algunos son músicos, otros fanáticos de la música, pero todos logran, además de atraer, crear trabajos con una vida artística propia, más allá del evento que promueven. Estos son algunos de ellos.

Martín Batallés y Gabriela Costoya / Venado

Venado

Batallés y Costoya son una dupla de diseñadores que desde el año 2000 están trabajando en la realización de afiches y arte para discos, escenografías y diseños web bajo el nombre Venado. Aunque su trabajo pueda adquirir diferentes formas y estilos, siempre tiene algo en común: la habilidad de poder plasmar con mucha calidad y creatividad el tema o la estética de la banda. "Si hay alguna seña de identidad, sería la de no imponer un estilo propio a los diseños, sino intentar capturar el espíritu del disco o del show", afirmó Batallés. "Que los diseños que hacemos representen a la banda y no a nosotros. Eso, y no perder el sentido del humor. No sé si siempre nos sale, pero es lo que tratamos de hacer".

Su relación con la música nace fundamentalmente por su naturaleza de oyentes. "Apenas si nos animamos a hacer palmas o coros en algún disco de amigos, y a colaborar en algunas letras a veces. Nos pasamos yendo a toques y escuchando discos en casa", detalló el diseñador.

Su trabajo en afiches comenzó de manera simultánea con Buenos Muchachos y Ojos del cielo, banda instrumental liderada por Marcelo Fernández y Gustavo Antuña. Luego sumaron a bandas como Carmen Sandiego ("a quienes conocemos desde que empezaron a ensayar"), y más recientemente sumaron La Hermana Menor, Alucinaciones en Familia, el festival Peach and Convention y varios más.

"El diseño de afiches nos parece que es una de las formas más básicas del diseño gráfico; un rectángulo en blanco y una idea para transmitir", dijo Batallés. "A diferencia de otro tipo de formatos, no hay otros espacios para complementar la idea".

Las técnicas que utilizan son variadas: dibujos y fotografías propias o escaneos de fotos viejas y libros. Por esto mismo, su estética podría caracterizarse como "retro", mientras que su paleta casi siempre se reduce a los tonos oscuros.

El dúo trabaja más que nada con bandas amigas, por lo cual el vínculo y el conocimiento es profundo. "Siempre estamos al tanto de lo que están haciendo, y entonces las cosas se dan de forma bastante natural", explicó Batallés. "Creo que ellos confían en nosotros, lo cual nos llena de emoción porque los admiramos como artistas. Y en otros casos, cuando no nos conocemos tanto, tratamos de conversar bastante y de escuchar con atención la música y las letras".

Tito Lagos / Almacenes Gráficos Urquiza

Tito Lagos

Tito Lagos es, como dice, "exclusivo" de The Supersónicos. Como miembro del grupo se ha encargado de realizar afiches desde sus inicios en 1990. "Parte de mi personalidad es ser bastante obsesivo y coleccionista. Entonces para mí los afiches tiene que hacerlos todos la misma persona", dijo Lagos. "Yo dibujaba, me gustaban las historietas, entonces decidí hacerlos yo. Ahora me calienta que alguien haga el afiche de la banda. Porque como que no se integra a mi colección".

A medida que fue evolucionando la estética de la banda, migrando desde el punk rock hacia el surf rock y adoptando diferentes temáticas a través de los discos, la misma estética de los afiches también evidenció ese cambio. "Es parte de manejar el mismo lenguaje, la misma idea. Lo que nos permite a nosotros es mantener una mini coherencia o una evolución. Es como que vamos creciendo juntos", afirmó el músico y diseñador.

La relación de Lagos con el dibujo, así como también con la música, es puramente por placer. No vive de esto. Asimismo, si bien ahora realiza los afiches por su cuenta, sus compañeros de banda tienen injerencia. "Yo soy como las manos de la cosa. Los cerebros son Leo, Gabriel, y Pablo a veces también. Y después Santiago Guidotti que es diseñador gráfico con el que trabajamos casi desde el segundo disco. Es un loco que tiene un oficio y un ojo que yo no lo tengo".

Los afiches de Lagos siempre cuentan con dibujos y tipografías originales, que los realiza en papel y solo utiliza la computadora para hacer retoques. "Yo me prohíbo crear en computadora", sentenció. "Cada afiche que hice volví a escribir 'The Supersónicos' de nuevo. Es un nombre largo, horrible. Siempre me putean mis hermanos porque a veces me como el tilde".

Inspirado en las historietas, sus realizaciones también se basan en colores planos. "No utilizo mucho el sombreado, pero eso es más por estética de la banda y mía. Si no, siempre hago fondo rojo y listo, porque para mí ese es el color de la banda".

Lagos suele mirar a colegas como el argentino-mexicano Dr. Alderete, o los locales Fran –diseñador que ha trabajado con Vieja Historia y los Hermanos Láser– y Martín Batallés. "De hecho, una vez que tocamos con los Buenos Muchachos él hizo un afiche y yo tuve que hacer uno mío. Hice para internet una version de su afiche. Porque no podía existir que hubiese un toque nuestro sin un afiche mío. Ya es obsesivo, lo reconozco".

Zelmar Borrás y Diego Prestes / Atolón de Mororoa

Atolon de Mororoa

Además de trabajar juntos en el estudio Atolón de Mororoa, Borrás y Prestes son miembros de la banda Los Nuevos Creyentes. Antes de comenzar a estudiar diseño gráfico en 2004, realizaban flyers y afiches para bandas propias y de amigos. "De chico me metí en el punkrock y hardcore donde la ética del 'hazlo tu mismo' es la base", explicó Borrás. "Eso fue un disparador para empezar a hacer fanzines, afiches y tapas de discos. Los armábamos en frío, recortábamos, pegábamos, fotocopiábamos y salíamos a repartir y a pegar en la calle". Con el tiempo empezaron a trabajar con artistas como Culpables, Motosierra y Hablan por la Espalda, Señor Faraón, Matador, Santé Les Amis, El Cuarteto de Nos y Queens of the Stone Age. "Ahora vamos a hacer también para unas visitas extranjeras que vienen en unos meses", detalló. Para Los Nuevos Creyentes, idearon su estética y las acciones para difundir sus shows. Además de los clásicos afiches en papel o digital y realizaron un grabado en madera sobre una creación del músico y diseñador Nico Barcia.

Tanto el trabajo en Atolón como los diseños que hacen por su cuenta se destacan, sean por sus dibujos, sus tipografías o la combinación de una estética modernas con elementos de décadas pasadas. "No tenemos un estilo en particular, sino que para cada situación utilizamos la técnica o estilo que nos parezca que comunique mejor la idea que tenemos", explicaron. "Con los afiches nos permitimos mayor libertad para jugar y experimentar, hacer algo con una técnica que queramos usar en el momento, hacer algún chiste, usar iconografía popular. Pero siempre buscamos que la pieza tenga impacto".

Sus referencias se ubican en las décadas de los 1970 y 1980, en especial los afiches realizados por Raymon Pettibon para Black Flag, los collages de Dead Kennedys, la escena psicodélica de San Francisco, e incluso el movimiento art noveau. "También los afiches de 'aprenda portugués' que hay en Montevideo desde hace mucho tiempo. El diseño que no es hecho por diseñadores, pero es una gran influencia", dijeron. Algunos colegas cuyos trabajos destacaron son Federico Anastasiadis, de la banda Oro y del estudio Rodríguez, y el trabajo de Batallés y Costoya.

"Lo que más nos gusta es cuando el afiche se imprime y va a la calle", afirmaron. "Muchas veces los afiches mueren en redes sociales, y con la sobreinformación que hay ahí creemos que el impacto es menor, se pierde entre tanta cosa. Ahí hay un desafío".

Sr. Estampador / Nuevos Atletas

Sr. Estampador

Sr. Estampador comenzó a realizar afiches y flyers por necesidad. "Cuando empecé a tocar el bajo y tuve mis primeras bandas ya metía mano en eso porque siempre sentí una gran afición por el dibujo", contó. "Los primeros volantes eran dibujados a mano y fotocopiados y los repartía en la puerta del liceo o en otros recitales a los cuales ya asistía". Alrededor del 2000 empezó a hacerse de las primeras armas digitales y desde entonces, sus trabajos en afiches y flyers se dedican a bandas propias y amigas o proyectos con los que siente afinidad. "Siempre es algo que sale de las ganas de promocionar actividades en las que, creo, no soy la persona a la cual contratan para hacer un flyer de una banda porque es muy difícil para mí representar algo que no me representa, por eso más que nada soy colaborador de proyectos puntuales", afirmó.

Durante 13 años fue bajista de Santacruz y fue para ellos que realizó el grueso de su trabajo de diseño, así como también para sus "hermanos", de Hablan Por La Espalda, con quienes conforma el colectivo artístico rioplatense Nuevos Atletas. "A los chicos los conocí en 1997 o 1998 porque todos andábamos en skate. Ahí se empezó a construir una amistad que continúa hasta el día de hoy y trasciende lo musical. Es un proyecto sincero y transparente del cual me siento parte. Tenemos visiones compartidas que hacen mucho más fácil los procesos de creación", afirmó. Asimismo, actualmente está trabajando para su nueva banda, Austral, para quienes elaboró su identidad visual.

Si bien el estampado y la serigrafía son técnicas que hasta definen su nombre, el diseñador también se apoya fuertemente en el dibujo, sea manual o digital. "El dibujo o el diseño para mí son expresiones muy personales, siempre reflejan algo de mí, sin lugar a duda la cultura del skateboarding, el hardcore D.I.Y. (do it yourself), el grabado y las artes ocultas serían de las influencias más fuertes que tengo", explicó.

Como referentes apunta a Atolón de Mororoa, con quienes también colaboró en la realización del afiche de Queens of The Stone Age. "Para mí la música es algo muy personal que llevo dentro y la finalidad es expresar, compartir el viaje musical con mis amigos", afirmó. "Son muchos años transitando el camino, siempre tratando de mejorar la comunicación. No conozco bandas geniales con malas gráficas".

Populares de la sección

Acerca del autor