Estudian que marihuana tenga distintos precios según su potencia

Cuanto mayor sea la psicoactividad, más cara se venderá en farmacias

Aunque el Poder Ejecutivo ya reglamentó el uso del cannabis con fines recreativos, industriales y, desde hace dos días, medicinales, el costo que tendrá la marihuana en el mercado legal sigue siendo una incógnita y lo seguirá siendo hasta que los cultivos estén prontos, según dijeron a El Observador desde la Junta Nacional de Drogas (JND).

Sin embargo, fuentes oficiales indicaron a El Observador que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) estudia que el cannabis con fines recreativos tenga tres precios diferenciados, dependiendo de los efectos que produzca en el consumidor. A mayor concentración de tetrahidrocannabinol (THC) –el principal componente psicoactivo del cannabis–, es decir, a mayor potencia, mayor será su precio.

La marihuana con un THC de entre tres y cinco –que es la de consumo habitual en el país– valdrá alrededor de un dólar. Cuando la concentración esté entre ocho y 10, el precio aumentará, y la más cara será la que tenga un nivel de THC de 15.

Según Raquel Peyraube, médica especialista en uso problemático de drogas y directora del Internacional Center for Ethnobotanical Educative Research and Service, la diferencia en los precios según el efecto que produzca es una medida para desalentar su consumo. “Con esta medida, por ejemplo, la población de más bajos recursos accede a un costo más barato que el del narcotráfico y se vuelca al del mercado lícito. Por otro lado, aquellas variedades con más potencia psicoactiva pueden ser más caras, para desestimular el uso y que sea ocasional”, dijo a El Observador.

Para la especialista, se debe encontrar un equilibrio entre competir con el narcotráfico y no fomentar el consumo. “Es una manera de mantener un criterio de salud pública”, sostuvo.

En las próximas semanas, serán seleccionadas las empresas que podrán producir marihuana en el país. El presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), Julio Calzada, dijo a radio Sarandí que en un primer momento se presentaron 22 empresas, de las cuales fueron seleccionadas 17. Luego se realizó un segundo llamado al que se presentaron 15, de las que quedaron 11. Todas tuvieron que pagar un pliego de US$ 5.000. Finalmente, serán seleccionadas entre tres y cinco empresas. Calzada sostuvo que está previsto que quienes comiencen a producir recuperen su inversión inicial en cinco años.

Medicinal

El martes, el Poder Ejecutivo reglamentó el uso de la marihuana con fines medicinales, el último de los aspectos que incluye la ley sancionada en diciembre de 2013.

Calzada aclaró que el precio de la marihuana medicinal será mayor que el de la que tiene fines recreativos. “Se podrá manejar la flexibilidad del precio”, señaló.

El decreto establece que solo los médicos podrán recetar marihuana para uso medicinal o cualquier medicamento que pueda contenerla y se venderá exclusivamente en farmacias. La produccion correrá por parte de los que apliquen a la licencia para producirlo. Las farmacias que podrán vender derivados de cannabis deberán estar habilitadas especialmente por el MSP. Los lugares en donde se almacenará no podrán ser expuestos al público.

El componente del cannabis que puede ser utilizado con mayor eficacia para fines médicos es el cannabidiol. Su uso más frecuente se encuentra en enfermedades como la epilepsia. De todos modos, a nivel internacional, no existen estudios que demuestren que su uso sea más efectivo que otros medicamentos.

El primer medicamento desarrollado a partir de la planta de cannabis (fitocannabinoides) se denomina Sativex, y fue aprobado en Canadá para tratar dolores producidos por daño o deficiencias en la función de los nervios, enfermedad conocida como dolor neuropático, y espasticidad (músculos rígidos y tensos) y esclerosis múltiple.

La doctora Peyraube explicó que la marihuana con uso medicinal también es utilizada para tratar casos de esclerosis lateral amiotrófica, Mal de Alzheimer y Parkinson.


Populares de la sección

Comentarios