Estudios de Total determinarán futuro incierto de exploración petrolera

Total, empresa encargada de las perforaciones, pidió aguardar por el informe para sacar conclusiones
El resultado de las muestras del pozo exploratorio de Total –que distintos laboratorios en el exterior están analizando en estos momentos– será "determinante" para saber si Uruguay cuenta con chances de explotar comercialmente petróleo y/o gas en su plataforma marítima, explicó ayer a El Observador el expresidente de ANCAP y titular del Comité Uruguayo del Consejo Mundial del Petróleo, Andrés Tierno Abreu. El semanario Búsqueda informó en su edición de ayer que en el gobierno existía pesimismo a base de los resultados de la búsqueda, ya que la empresa no encontró lo que esperaba.

El Observador intentó comunicarse con Total pero se informó que por el momento no habrá declaraciones, ya que las tareas continúan su curso. El martes, el gerente general de Total Uruguay, Artur Nunes da Silva, fue interrogado por canal 4 a la salida de un encuentro con autoridades de ANCAP pero no dio mayores detalles sobre el resultado de la perforación. Dijo que en un plazo de dos semanas se podrán "sacar conclusiones" definitivas, que se debían respetar las etapas del proceso, y que era prematuro confirmar o descartar la presencia de petróleo en el subsuelo marítimo uruguayo.

En la misma línea, Tierno Abreu indicó que lo correcto es "esperar el informe oficial" que divulgará Total para luego realizar interpretaciones sobre el resultado de un nuevo intento para tratar de encontrar petróleo en la cuenca marítima, luego de un primer intento frustrado en 1976.

El especialista explicó que la empresa no puede comunicar ningún acontecimiento hasta tanto no se recorran todos los canales formales y jerárquicos en la compañía. Dijo que en caso de que el intento arroje una "falla", la petrolera debe contar con el respaldo suficiente de los ensayos de todas la muestras. Además comentó que los resultados pueden ir de un extremo a otro. Una hipótesis es que la perforación arroje un resultado geológico negativo, mientras que en caso de que sea positivo hay que saber con certeza qué fue lo que se encontró.

"Cualquier conclusión depende en qué punto de esos dos extremos nos encontramos", sostuvo. Agregó que las mediciones de los laboratorios permiten sacar conclusiones sobre cuán difícil y costoso sería extraer un potencial yacimiento de petróleo. "Eso va a salir de los análisis que presente Total", concluyó el especialista.

Los plazos y futuro


La francesa Total había estimado que un plazo mínimo para iniciar una eventual explotación de petróleo liviano en la plataforma offshore (marítima) uruguaya demandará entre cinco y seis años, según comentó Nunes da Silva, en un taller organizado para la prensa cuando comenzó la perforación en Uruguay.

El ejecutivo recordó que los desarrollos de recursos petroleros son procesos "largos". Asimismo, explicó que los tiempos de cada etapa dependen de las necesidades de apreciación y estudios para desarrollar una infraestructura segura y económicamente viable. Por eso se estima que entre un descubrimiento y la primera gota de petróleo –que pueda ser explotado comercialmente– se demandará un plazo no menor a cinco y seis años.

Si bien el petróleo se recuperó y hoy cotiza en el eje de los US$ 50 el barril, ese valor aún no es suficiente para cubrir los US$ 70 que demanda extraer crudo de aguas ultraprofundas. En caso de que el yacimiento sea comercialmente rentable, en una etapa posterior se deberán realizar entre 18 y 30 pozos adicionales dentro del bloque. La inversión en caso de que la presencia sea mayormente de crudo puede rondar los US$ 6.000 millones y los US$ 20.000 millones, en caso que predomine el gas.

Si la perforación arroja un resultado negativo (un pozo seco), la empresa abandonará su bloque en Uruguay, porque de continuar –por contrato– está obligada a seguir realizando inversiones. Total tiene el 50% de participación del bloque 14, el 35% es de Exxon Mobil y el 15% de la firma noruega Statoil. l

Populares de la sección