Etión en carne alerta sobre las campañas contra la garrapata

Cumbre dejó al descubierto falencias y desafíos en los procedimientos
La reunión especial de la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conahsa), convocada por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, culminó con el compromiso de procurar "mejorar la gestión en las campañas contra la garrapata", informó a El Observador Roque Almeida.

Si bien Aguerre confirmó a El Observador que la reunión "fue convocada con anticipación", los últimos casos de trazas del garrapaticida etión en carne exportada a EEUU pusieron al descubierto carencias en la lucha contra la garrapata.

El representante de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) en la Conahsa agregó que el encuentro desarrollado el viernes pasado en los Servicios Ganaderos del MGAP también se manejó "la necesidad de reforzar la presencia de campo" de los servicios sanitarios oficiales.

Como tercer punto relevante se mencionó "la importancia de la difusión" de las campañas contra la garrapata, así como la necesidad de que los envases de los productos que se venden para combatirla "tengan claramente establecidas las indicaciones" sobre su uso.

Además, Almeida dijo que en los envases deben figurar "las advertencias sobre los tiempos de carencia", es decir, el plazo que debe respetarse entre su aplicación y el envío de los animales a faena.

La reunión especial de la Conahsa fue "un repaso general con propuestas", pero sin descuidar que el objetivo final es "mejorar la gestión contra la garrapata por todos los residuos que genera".

A la lucha contra la garrapata "no se le está dando la importancia que tiene", dijo Roque Almeida

El mensaje central fue que, "si queremos ser un país agroexportador, debemos profesionalizarnos, hacer más difusión y aumentar la presencia oficial en el campo. Y dejar claro en las cajas de los específicos veterinarios la forma en que se deben utilizar", aseguró el representante de CAF ante la Conahsa.

Como se recordará, hasta el momento, EEUU interceptó cinco contenedores de carne vacuna del Frigorífico PUL con trazas del plaguicida etión –los dos primeros en noviembre pasado–; uno del Frigorífico Tacuarembó; y otro de Frigoyí. Además, uno de Frigorífico Colonia con trazas del garrapaticida Diazinón.

La garrapata es un ectoparásito hematófago que vive sobre la piel de perros, aves y otros animales, incluido el ser humano. En la ganadería ocasiona pérdidas en el curo del animal –al lesionarlo–, la aparición de la enfermedad tristeza, que lleva a la muerte o a la pérdida de producción a los que se recuperan. En el ganado lechero en particular provoca pérdidas en la producción de leche.

Almeida estimó en US$ 70 millones las pérdidas anuales por la garrapata en la ganadería debido a la pérdida de animales, cueros, horas adicionales trabajadas y los costos de los tratamientos, que abarcan baños, inyectables y purón (aplicación de un remedio sobre el lomo del animal).

El etión es un principio activo que contiene mosquicida y garrapaticida. Es común que los productores lo apliquen para combatir la garrapata. En el caso de EEUU está prohibido su uso y, al aparecer en contenedores con carne uruguaya, se intensificaron los controles.

Ausencia de la Federación Rural

El representante titular de la Federación Rural ante la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conahsa), Juan José Senatore, informó a El Observador que "no fuimos invitados" a participar en la reunión del viernes pasado, un hecho que llamó la atención porque la gremial ruralista forma parte de ella. "No querían que estuviéramos", acotó.