Europa se inquieta por la crisis del Mercosur

Las autoridades de la Unión Europea siguen de cerca la crisis que vivie el bloque sudamericano

Las autoridades de la Unión Europea monitorean de cerca la crisis que vive el Mercosur en momentos en que ambos bloques están en la etapa final de la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) para el cual ya intercambiaron sus ofertas de desgravación arancelaria.

La situación creada en el traspaso de la presidencia pro témpore del Mercosur que asumió Venezuela y que no reconocen Brasil, Argentina y Paraguay, llevó preocupación a los negociadores europeos que temen un enlentecimiento o un freno del diálogo, según lo dijeron a El Observador fuentes diplomáticas de la Unión Europea en Montevideo.

El proceso negociador se pensó en un formato con los cuatro miembros originales del Mercosur (Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay) y del otro lado los países de la Unión Europea, donde no todos están de acuerdo en avanzar como es el caso de Francia. Venezuela no participa de la negociación con Europa pero debe acatar, en un plazo mayor, lo que acuerden los socios.

En este clima de tensión del Mercosur, los europeos temen que Venezuela quiera meterse en el diálogo, lo que puede llevar al bloque a variar su oferta para el comercio de bienes y servicios que llevó tiempo armar.

En diciembre pasado, cuando Uruguay tomó la presidencia del Mercosur, se acordó que ese país seguiría coordinando el diálogo con Europa, más allá que seis meses después, en julio, asumiría Venezuela.

La "inquietud" europea, dijeron las fuentes, es que vuelva la interpretación de actuar poniendo lo político por encima de lo jurídico como pasó en el gobierno anterior cuando los presidentes José Mujica, Dilma Rousseff (Brasil) y Cristina Fernández de Kirchner (Argentina) hicieron entrar a Venezuela al Mercosur luego de suspender a Paraguay.

Ahora, los coordinadores del Mercosur se volverán a reunir el próximo viernes en Montevideo –sin representantes de Venezuela–para ajustar detalles del encuentro que tendrá el bloque con los representantes de la Unión Europea, según lo confirmó el canciller interino de Paraguay, Rigoberto Gauto. La reunión con los europeos se planifica para octubre luego del parate del verano boreal.

Mientras tanto, en el Mercosur, se trata de encontrar una solución al diferendo planteado tras la asunción de Venezuela al frente del bloque.

Se prepara una reunión de los cancilleres de Brasil, Paraguay y Argentina para tomar una decisión sobre ese punto. No obstante, sin el voto de Uruguay, no se podrá avanzar. En el Mercosur las decisiones se toman por consenso de los socios y no por mayoría.

A todo esto, representantes del Parlamento del Mercosur (Parlasur) también tratan de buscar caminos de entendimiento.

Ya mantuvieron una reunión con el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa y el viernes lo hicieron con la canciller argentina, Susana Malcorra en Buenos Aires. La delegación del Parlasur tiene agendado entrevistarse con los ministros de relaciones exteriores de Brasil, Paraguay y Venezuela.


Populares de la sección