Ex preso de Guantánamo será deportado en las próximas horas

El gobierno definió que su traslado se realice en "estricta reserva"

El sirio Jihad Ahmad Diyab, exprisionero de Guantánamo recluido en Venezuela, será deportado y llegara a Uruguay en las próximas horas.

El gobierno definió que su traslado se realizara con "estricta reserva", informó a El Observador Christian Mirza, quien oficia de nexo entre las autoridades y los liberados de Guantánamo que llegaron a Uruguay en calidad de refugiados. Se espera que arribe al país entre el domingo y el lunes.

"No queremos exponerlo más de lo que ya está, lo primero que hay que hacer es preservar su estabilidad emocional", expresó Mirza, quien agregó que, según los datos que maneja, se encuentra en "buen estado de salud".

A pesar de que haya decidido irse del país, al volver Diyab "mantiene su status de refugiado", dijo Mirza.

En Venezuela, el ex preso de Guantánamo realizó huelga de hambre, dijeron a la AFP su abogado y un activista de derechos humanos. El abogado estadounidense Jon B. Eisenberg expresó preocupación por Diyab, en un breve correo electrónico enviado el viernes desde California (EEUU), en el que confirmó que sigue sin tener contacto con su representado.

"Todavía no he tenido ningún tipo de comunicación con las autoridades de Venezuela (...). Temí desde el principio que (la huelga de hambre) podía suceder, por lo que no me sorprende", escribió.

En un comunicado, el 6 de agosto, Eisenberg había pedido al gobierno venezolano que le permitiera hablar con Diyab por teléfono para organizar su defensa.

El activista estadounidense Andrés Conteris dijo vía telefónica que "tres fuentes independientes entre sí", que prefirió mantener en el anonimato, filtraron que el sirio inició la protesta tras "enterarse que las cancillerías de Venezuela y Uruguay negociaban su deportación a Uruguay".

Además, "se está negando a consumir líquidos", agregó Conteris, miembro de la ONG Witness Against Torture.

Diyab reapareció en Venezuela en julio tras abandonar Uruguay, a donde llegó en 2014 como refugiado junto a otros cinco exdetenidos de Guantánamo, tras un pacto entre los gobiernos de Montevideo y Washington. Conteris estuvo en Venezuela entre el 1 y el 10 de agosto para gestionar una visita, pero regresó a Estados Unidos sin lograr su objetivo.

Eisenberg representó a Diyab en una demanda presentada contra la alimentación forzosa de reos en huelga de hambre en la prisión estadounidense de Guantánamo (Cuba).


Fuente: El Observador y AFP

Populares de la sección