Exceso de agua limita generación de energía en Salto Grande

Crecida del río afecta potencia de la central, que recurre a respaldo térmico
Las precipitaciones en la cuenca del río Uruguay hacen paradójicamente que la represa de Salto Grande haya menguado sus niveles de generación hidroeléctrica.

Esa situación –sumada a la poca generación de fuente eólica– llevó a que esta semana UTE tenga que despachar energía térmica para poder cubrir los picos de demanda, especialmente durante la tarde y hasta la hora 21. A modo de ejemplo, este miércoles sobre la hora 17 la participación de esta fuente alcanzaba el 25%, el 59% era hidráulica, 8% eólica y el resto biomasa, según datos de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME).

En tanto, el último informe diario publicado este miércoles por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM) daba cuenta de que los diferentes modelos meteorológicos mantienen el pronóstico de nuevas y elevadas precipitaciones en la cuenca del río Uruguay para hoy y el viernes.

Desde el punto de vista energético, lo ideal sería que el río Uruguay tuviera un caudal de 8.300 m3/segundo constantes, según datos de la CTM. Así ocurrió en octubre de 2009, cuando el caudal fue óptimo y hubo récord de producción. Pero cuando el caudal es superior, es necesario abrir el vertedero. Para producir energía, por las máquinas pasan 8.400 m3/s o, en condiciones de sobrecarga, 9.000 m3/s. Lo que sale por el vertedero produce un aumento del nivel del río aguas abajo y, por consiguiente una disminución del salto de agua entre el nivel aguas arriba y aguas abajo.

Eso da como resultado una reducción de la potencia de la central. Este miércoles el caudal evacuado llegó a 25.400 m3/s, y a partir de este jueves estaba previsto que se incrementara a 25.900 m3/seg. Esa situación podría continuar este viernes.

En ese sentido, se espera que el nivel del lago siga ascendiendo y tienda a 35,50 metros durante los próximos días. Este miércoles sobre el mediodía la cota promedio del embalse era de 32,49 metros.

Fuentes del mercado eléctrico explicaron a El Observador que la utilización de respaldo térmico se debe a que Salto Grande pasó a tener unos 500 MW menos de potencia disponible que en condiciones normales. A eso se suma que se están ensayando pruebas con la segunda turbina de la central de ciclo combinado de Punta del Tigre en horas de la madrugada.

Por otro lado, en declaraciones a canal 12 el gerente general de Salto Grande, Fernando Alcarraz, sostuvo que lo que ocurre es una situación "potencialmente grave": "Salto Grande hace lo que puede en cuanto a regulación, no tiene un lago muy grande como para regular todas las crecidas, pero trata de mitigar el impacto". Según dijo, desde el 24 de mayo las lluvias superaron todos los modelos de pronósticos que se utilizan habitualmente para la gestión de la represa.

Venta de energía a Brasil

Las exportaciones de energía a Brasil comenzaron en los primeros días de mayo y a la fecha se llevan colocados unos 26.000 MWh, según datos de UTE. Si se toma un precio promedio de US$ 80 por MWh, las colocaciones superan levemente los US$ 2 millones.

Las lluvias de los últimos días hacen que las represas del sur de Brasil hayan revertido en parte la sequía que las afectaba y hayan recuperado sus niveles de hidraulicidad. Eso ha repercutido en un descenso de los precios y por ende en la demanda que se ha visto interrumpida temporalmente.
Cada semana, ADME ofrece los excedentes a los mercados de Argentina y Brasil. La oferta de excedentes no tiene un precio único, sino que varía en función de su procedencia.

Por ejemplo, la tarifa menor corresponde a los excedentes hidráulicos que las represas no pueden turbinar y deben verterse, mientras que en el extremo opuesto están las que se surgen de la generación en las centrales térmicas del sistema de UTE.

Desde el pasado mes quedó operativa la transferencia energética por la estación conversora de Melo-Candiota, que permite un trasiego por una potencia de hasta 500 MW.


Populares de la sección