Exministros de Chávez reclaman el referéndum contra Maduro

Grupo chavista está enfrentado con el presidente tras la muerte del líder
Una corriente chavista que integra el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) exigió a la autoridad electoral del país caribeño activar el referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. El reclamo fue realizado por el sector Marea Socialista, una agrupación emergente de la izquierda venezolana liderada por exministros del gobierno de Hugo Chávez que mantienen diferencias con el actual mandatario tras la muerte de su referente político.

Los disidentes del PSUV condenaron además los despidos de funcionarios señalados de haber firmado las solicitudes preliminares del referéndum revocatorio activado por la oposición venezolana.

"No será fácil, pero pensamos que es impostergable para evitar graves desenlaces, cuyos signos ya se advierten. El Estado debe garantizar el ejercicio del derecho constitucional de los ciudadanos a participar y protagonizar la acción confirmatoria o revocatoria del presidente", sostuvo la organización en un escrito entregado el lunes en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano.

"Sería una mala conducta que el Poder Electoral, creado y establecido por nuestro pacto social, obstaculice el ejercicio del derecho de la sociedad a la evaluación por referendo", agregó en el texto la agrupación que se autodefine como chavista.

Marea Socialista es liderada por los exministros del gobierno de Chávez Héctor Navarro, Ana Elisa Osorio y Gustavo Márquez. Entre otras figuras que integran el sector está el exgeneral del Ejército Clíver Alcalá.

Desde que Maduro asumió la presidencia del país petrolero, luego de ganar en unas elecciones anticipadas por la muerte de Chávez, Marea Socialista expresó con frecuencia sus críticas al gobierno que, según ellos, se separó del proyecto dejado por el difunto líder.

En tanto, los dirigentes de ese sector también criticaron el despido de trabajadores del Estado que firmaron para poner en marcha la consulta pública. El supuesto despido de funcionarios fue una orden impartida presuntamente por parte de varios líderes del partido gobernante, por considerar que quienes respaldan el revocatorio no pueden ser parte de la llamada "revolución bolivariana" y deben dejar sus cargos en organismos del Estado.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática, principal promotora del referéndum, se encuentra a la espera de que el Poder Electoral dé respuesta sobre la validez del cumplimiento de uno de los pasos para activar el revocatorio.

Sin embargo, la disputa continúa en aspectos legales. El chavismo pidió el lunes a los poderes públicos pronunciarse sobre el "fraude masivo" que supuestamente cometió la oposición venezolana en su intento por activar un referendo para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

El dirigente del PSUV, Tareck El Aissami, emplazó en conferencia de prensa al Tribunal Supremo de Justicia y al Ministerio Público a pronunciarse sobre las irregularidades. El chavismo denunció en junio ante el TSJ que entre las firmas presentadas para solicitar la activación del referéndum existen 600 mil rúbricas irregulares, 11 mil de ellas correspondientes a personas muertas.

Fuente: EFE

Populares de la sección