Expectativa para el turismo luego de un buen arranque

Hay incertidumbre acerca de qué pasará durante el resto de la temporada
Cuando recién se está por alcanzar la primera quincena de enero, los operadores turísticos consultados por El Observador se mostraron conformes con cómo empezó esta zafra de verano. Sin embargo, añaden con rapidez que todavía falta mucha tela por cortar y pese a que las primeras postales muestran playas colmadas, hay incertidumbre acerca de qué pasará durante el resto de la temporada.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo (Camtur), Juan Martínez, indicó que en los primeros 10 días del año hubo un incremento en la llegada de turistas de entre 10% y 15% según la zona del país. Los argentinos llevaron sobre sus espaldas la mayoría de este repunte.Pese a la mayor cantidad de turistas , el dirigente gremial señaló que se percibe una "contracción del gasto" de estos visitantes. A ello se suma que la estadía promedio es "baja", lo que tampoco ayuda a inflar las cifras de cuánto dinero deja la actividad turística.

El presidente de la Camtur también reiteró un fenómeno que la gremial denuncia desde hace tiempo: el del informalismo. Según los operadores inmobiliarias, la competencia de esa naturaleza (Airbnb es una de ellas, afirman) hace que el efecto de una mayor llegada de visitantes se diluya. "A veces nos preguntamos dónde está la gente", dijo Martínez.

Qué pasará el resto del verano también es una interrogante para la gremial, pese a que los operadores ya están acostumbrados desde hace años a que las estadías de 15 días o más están en vías de extinción y además las personas deciden cada vez más sobre la fecha. "Para febrero viene muy lento el tema de reservas de alojamiento", manifestó Martínez. "Por eso digo que hay que esperar que se cierre la temporada para ver qué pasa este verano", añadió. Esta expectativa se repite en diferentes balnearios del país.

En Piriápolis el año empezó con un "muy buen ritmo" de ocupación –especialmente en sus hoteles, donde el promedio rondó el 85%–, según el presidente de la Asociación de Promoción Turística de Piriápolis (Aprotur), Federico Casella. Las estadías cortas por las que han optado parte de los visitantes, dijo, pegaron en el sector inmobiliario, puesto que esas personas se inclinaron por un hotel y no por una casa. "Estamos conformes con lo que va de la temporada, del resto ya no podemos hacer predicciones", indicó Casella.

Rocha –que concentra algunos de los balnearios que más personas atraen por estas fechas– también aguarda qué pasará de ahora en más. El presidente de la Corporación Rochense de Turismo, Jesús Ramos, afirmó que la temporada "hasta ahora está buena". Hay, en tanto, "preocupación" por la actividad después del 15.

Ramos comentó que en esos primeros días los destinos del departamento experimentaron una ocupación casi total de las camas disponibles. Al igual que los operadores turísticos de otros puntos de Uruguay, Ramos dijo que los hoteles tienen una mejor zafra que las inmobiliarias; los primeros están "hasta la boca", ilustró. "La gente viene mucho por tres o cuatro días y elige el hotel", expresó. El empresario subrayó que el comportamiento del viajero cambió y que ya no reserva "como antes". "Es más sobre la marcha", comentó.

Rocha

La directora de Turismo de la Intendencia de Rocha, Ana Claudia Caram, sostuvo que el inicio de la temporada fue "muy bueno" para el departamento fronterizo, con una ocupación de casi 100% en la costa durante los primeros ocho días del año.