Experto en auditorías señaló a bancos como piezas claves en Fifagate

Carlos Burundarena planteó responsabilidad en las financieras que permitieron pago de coimas por parte de dirigentes

"Los bancos fueron facilitadores", aseguró el experto argentino en auditorías, Carlos Burundarena, en alusión al rol de las empresas financieras privadas en el escándalo de corrupción protagonizado por directivos de FIFA –el órgano que regula el fútbol mundial–, conocido en los medios como Fifagate. Burundarena es director de Business Compliance Solutions (BCS), una auditora especializada en compañías financieras y fiduciarias, que el martes 19 ofreció una jornada de capacitación sobre control de lavado de activos en Montevideo.

Al cierre de esa actividad, que se llevó adelante en el hotel Radisson, y de la que también participaron asesores y jerarcas del gobierno uruguayo en la materia, Burundarena repasó el caso emblemático que estalló hace un año, y por el que varios dirigentes de alto nivel del fútbol están presos. A su modo de ver, las instituciones financieras no pudieron haber dejado pasar las operaciones de dirigentes corruptos, que pagaban coimas mediante sus cuentas bancarias en todo el mundo. "¿Dónde están los bancos que les dan cuentas a estos tipos?", preguntó el experto.

Los más grandes

Burundarena aseguró que en la acusación de la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, se mencionan cuentas en 104 bancos distintos, de los cuales 54 están "sospechados". En esa lista están "los bancos más grandes del mundo", a los cuales "no les importó demasiado" controlar a los corruptos de la FIFA, comentó el disertante.

Para el experto argentino, todas las cosas que se enseñan en la academia para controlar y evitar el lavado de dinero fueron obviadas ante el avance de los directivos de FIFA.

Al repasar la estratagema de los responsables, detectó que cometían todos los errores posibles para ser descubiertos por los agentes de control, pero en cambio actuaron durante años junto a una organización que factura miles de millones de dólares al año.

Burundarena es profesor del tema instituciones financieras y lavado de dinero en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

Incluso mencionó que no eran alertados los depósitos importantes (US$ 1 millón, por ejemplo) que entraban por la mañana a un banco y salían por la tarde.

"Las cosas que aprendemos en los libritos, en este caso nadie las aplicaba", disparó.

Pagos escondidos

El expositor repasó las claves del escándalo de corrupción en la FIFA y, a su modo de ver, hasta el momento se conoce muy poco de todo lo que hay para descubrir.

Para que los asistentes tomaran dimensión del caso recordó que en cuatro años la FIFA facturó US$ 5.700 millones. También dijo que la organización incluye a 300 mil clubes y a 240 millones de jugadores.

El director de BCS también mencionó a la auditora que trabajó con FIFA desde 1989 (KPMG), y que funcionó como la única que realizó esa tarea de forma externa.

Burundarena señaló que los pagos de coimas por parte de dirigentes de FIFA eran escondidos en pagos a abogados, empresas constructoras, agencias de viaje, casas de cambio, asesorías y hasta galerías de arte. "¿Dónde están los bancos?", repitió el experto.


Populares de la sección