Experto de BlackRock aconsejó en Uruguay invertir en emergentes

Los clientes de SURA Asset Management podrán contar con la plataforma de servicios del gigante estadounidense

inco cosas que hay que saber y cinco cosas que hay que hacer para navegar con éxito la actual coyuntura de los mercados financieros. Esa fue la consigna de la presentación que realizó ayer en el centro Kibón Avanza el chileno Axel Christensen, jefe de estrategia de inversiones para América Latina de BlackRock, el mayor gestor de fondos a nivel mundial. Según dijo, para alcanzar los mismos retornos que obtenían años atrás, los inversores deben apostar a activos más riesgosos, con una participación importante de títulos emergentes, y eso obliga a un mejor ejercicio de diversificación y de análisis crediticio.

El evento fue organizado por SURA Asset Management, en el marco de un acuerdo que le permitirá a la empresa de origen colombiano de servicios de ahorro, inversión y seguros, ofrecer a sus clientes en Uruguay la plataforma de gestión de portafolios del gigante estadounidense de las finanzas.

Cinco cosas a saber

El experto expuso en primer lugar cinco puntos que los inversores deben tener en cuenta a la hora de operar hoy en los mercados: el bajo crecimiento de la economía mundial, la fuerte reacción de política de los países desarrollados, el incipiente repunte de los emergentes, el impacto que eso tiene en los mercados financieros, y los riesgos políticos que sobrevuelan.

"Ya estamos llegando al límite de la intervención de los bancos centrales" del mundo desarrollado, señaló el experto. Y aseguró que los países van "a tener que echar mano a otras herramientas que sostengan el nivel de crecimiento". Entre otras acciones, espera una "mayor contribución del estímulo fiscal" a un magro crecimiento económico.

Por el lado de los países emergentes, dijo que existen "buenas noticias a la vuelta de la esquina". Destacó el "cambio de tendencia claro" en las exportaciones y los precios de los commodities en los últimos meses, aunque señaló que se trata de una mejora todavía moderada. También marcó como un hito la estabilización del crecimiento de China, principal motor del mundo emergente.

Respecto a los mercados, destacó que, en los últimos tiempos, los activos asociados a un menor riesgo, como la deuda soberana de los países desarrollados y la deuda corporativa de buena calificación, han reducido significativamente su rentabilidad asociada. De hecho, mostró que solo los activos de mayor riesgo como los bonos soberanos emergentes y la renta variable de esos países han mantenido niveles de rentabilidad similares a los anteriores a la crisis financiera de 2008-2009.

"Eso nos plantea como inversores un desafío. Tenemos que empezar a corrernos hacia activos donde los retornos son más altos, pero hay un riesgo mayor", dijo. "Vamos a tener que trabajar más para entregar el mismo tipo de retorno, porque más riesgo implica hacer un mejor análisis de crédito y diversificar más", enfatizó.

Por último, sostuvo que este panorama está sujeto a una gran incertidumbre derivada de riesgos que ni los bancos centrales ni los inversores han demostrado saber manejar adecuadamente: los riesgos políticos. El Bank of America Merrill Lynch realiza una encuesta entre inversores sobre cuáles consideran que son los mayores riesgos sobre los mercados. En primer lugar ponen la desintegración de la Unión Europea y en tercer lugar la posibilidad de que el candiadato Donald Trump gane las elecciones de EEUU, ambos de carácter político.

Cinco cosas a hacer

En este contexto de los mercados, la primera clave para los inversores es la diversificación, sostuvo el jefe de estrategia para la región de BlackRock. La combinación de renta fija, renta variable y activos alternativos es la fórmula para minimizar el riesgo que supone salirse de los instrumentos más seguros.

En materia de renta fija, recomendó los bonos corporativos con grado inversor, que si bien están "sobrevaluados", conservan una buena relación entre retorno y riesgo. Sostuvo además que en esta categoría la deuda emergente, como la uruguaya, es "muy atractiva", tanto en emisiones en monedas domésticas como en dólares.

Respecto a la renta variable (acciones), sostuvo que los mercados emergentes también están mostrando buenas oportunidades, con "espacio para subir" de precio y "espectaculares retornos". En el otro extremo, puso el caso de Europa, donde hay que tener "mucho cuidado", en especial con el sector bancario.

Christensen recomendó que la renta fija y variable se combine con instrumentos alternativos en el portafolio, como puede ser inversión en proyectos de infraestructura o inmuebles, que aseguren un flujo de ingresos.

El quinto punto de sus recomendaciones tiene que ver con lo que "no hay que hacer". Sostuvo que si bien varios inversores se han replegado en los últimos tiempos y han aumentado su disponibilidad de efectivo, "no hay buenas razones" para hacerlo. Señaló que es "muy riesgoso" especular con cuándo salir y entrar a los mercados.


"En un momento dulce" con América Latina


BlackRock "está en un momento dulce" con América Latina, dijo el director de distribución del gigante financiero para la región, Iván Pascual. Según dijo, "la inversión típica en acciones y bonos ya no es suficiente" y la plataforma de BlackRock permite generar portafolios diversificados con activos de todo el mundo. A través de la alianza regional que realizó el grupo estadounidense con SURA Asset Management, sus productos llegarán a los clientes uruguayos. "El reto de acceder a nuevos mercados y tener una correcta panificación financiera son las claves en el largo plazo", enfatizó.




Populares de la sección