Experto llama a zonas francas a realizar reporte ante sospecha de lavado de activos

"Muchas veces no se sabe qué es lo usual o lo inusual", dijo Leonardo Costa

Ante la duda de que exista una operación de lavado de activos, se debe realizar el reporte de operación sospechosa ante el Banco Central. Eso resumen el contenido del manual sobre esa temática que presentó la Cámara de Zonas Francas del Uruguay.

"Por hacer reportes nadie va preso", dijo el abogado asesor de la gremial, Leonardo Costa, ayer durante la presentación del manual en el World Trade Center.

Desde 2009 las zonas francas son sujetos obligados a realizar Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de lavado de activos y desde este año también lo son las empresas que operan en esos predios donde rigen beneficios fiscales. Esas alertas se realizan ante la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central.

Costa, experto en prevención de blanqueo de capitales, dijo que las zonas francas casi no han presentado ROS y señaló que eso obedece a que "muchas veces no se sabe qué es lo usual o lo inusual".

"Nosotros tenemos que tener nuestra propia visión de los riesgos que hay en la zona. No todo tiene el mismo riesgo y no todo tiene riesgo", afirmó el abogado, que señaló que los controles que se deben hacer para evitar que fondos de origen ilícito ingresen al sistema financiero varían en función del tipo de actividad o servicio.

Costa dijo que los negocios de tecnología y software es donde la Secretaría Antilavado de Activos de la Presidencia de la República "ve mayor riesgo". A esa dependencia "le preocupa mucho" lo que ocurre con el comercio internacional (trading), indicó el experto.

Googlear

El asesor jurídico de la Cámara de Zonas Francas del Uruguay dijo en su exposición que tomar acciones de prevención es tan sencillo como buscar información en Google sobre un posible cliente para conocer sus antecedentes básicos y tener elementos para saber si se lo ha vinculado a maniobras de lavado de activos.

Lo fundamental es, dijo el abogado, imprimir y guardar esos datos de modo que si a futuro surge algún inconveniente con un cliente en relación al cual primero no se encontró ningún elemento sospechoso, el responsable de la zona franca pueda demostrar cuando tomó contacto con él cumplió con las acciones preventivas esenciales. "Es una política profiláctica básica", afirmó el abogado.

"Si yo (refiriéndose a los responsables de una zona franca) no busqué al cliente y después me enteré que tiene un problema, yo también tengo un problema", dijo Costa en la presentación del manual elaborado por la Cámara de Zonas Francas del Uruguay para prevenir casos de lavado de activos.

El abogado indicó que "el foco" de las acciones preventivas debe estar en el plan de negocios que presente una empresa con intenciones de desarrollar su actividad en una zona franca, por lo que, entre otras cosas, se debe controlar que el personal de las compañías concurra a trabajar. "Con el diario del lunes es fácil, pero hay que mirar antes de empezar el partido", alertó Costa.


Populares de la sección