Expertos esperan que la inflación cierre este año por debajo de 10%

Analistas descartan que ritmo de aumento de precios vuelva a escalar a dos dígitos en 24 meses
Embed
La baja del dólar de los últimos meses llevó a los analistas a corregir a la baja sus expectativas de inflación para el corto y mediano plazo. De hecho, por primera vez desde marzo –mes en que se conoció que el ritmo de aumento de los precios había superado el 10% interanual–, más de la mitad de los analistas privados estiman que la inflación se adentró en el terreno de un solo dígito este mes y que se va a mantener allí al menos en los próximos 24 meses.

Los resultados de la última Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador, realizada entre el 17 y el 24 de agosto, recogen una previsión de inflación de 9,6% para el cierre del año, de acuerdo a la mediana –el valor que separa la mitad de las respuestas más optimista de la mitad más pesimista– de los expertos. Eso implicó una baja respecto a la previsión de julio, cuando la mediana de analistas independientes, empresas consultoras, centros de investigación económica e instituciones financieras consultadas preveían un aumento de precios de 10% para el cierre del año. En junio, la proyección era aun más alta, de 10,4%.

Los expertos corrigieron también a la baja las expectativas de inflación para el año próximo. La mediana de respuestas pasó de 9,5% a 9,3% durante el último mes. Para el cierre de agosto, los analistas esperan que la inflación se desacelere de 10,05% –dato oficial de julio– a 9,3%.

En adelante, los expertos prevén una lenta desaceleración inflacionaria en el mediano plazo, hasta 8,7% en los próximos 24 meses –horizonte de referencia para la política monetaria–. De concretarse ese registro, todavía se mantendría por encima del rango oficial objetivo, de entre 3% y 7%.

La baja de las expectativas de inflación fue propiciada por una fuerte caída de la cotización del dólar, que abarata los productos importados y aquellos de elaboración local que compiten con el exterior. Para el cierre del año, la mediana de los analistas pasaron de prever un dólar a $ 33,3 en el sondeo de julio, a $ 31,1 en la última edición. Para el año que viene, la proyección de tipo de cambio pasó de $ 36,8 a $ 34,3.
En materia de crecimiento económico, hubo una leve variación en las expectativas respecto al mes pasado. Por un lado, los expertos recortaron las perspectivas de caída de la actividad este año, pero por otro, moderaron sus expectativas de expansión en 2017.

Los analistas anticipaban en julio una contracción de la economía de 0,2% para este año. En el último sondeo recortaron esa caída a 0,1%. En tanto, para el año próximo, las proyecciones pasaron de una expansión de 0,6% a una apenas más moderada de 0,5%.

Embed


Populares de la sección