Expertos indican que no hay nivel seguro de consumo de alcohol en las embarazadas

Los en el bebé varían según el momento de gestación, la dosis que consuma la mujer y el tiempo de exposición a esta droga

El 50% de las mujeres embarazadas consumieron alcohol durante la gestación, de todas ellas el 13% tuvo un alto nivel de exposición a esa sustancia. Esas fueron dos de las conclusiones a las que llegó un estudio realizado por la Cátedra Ginecotológica, Neuropediatría y Neonatología del Hospital Pereira Rossell.

Los efectos del alcohol en el bebé varían según el momento de gestación –siendo la primera mitad del embarazo el período más riesgoso-, de la dosis de alcohol que consuma la mujer y del tiempo de exposición que tenga el feto a esta droga.

Sin embargo, "el síndrome de alcohol fetal no es dosis dependiente, (es decir que) no depende de si es mucho o poco alcohol el que consume la embarazada. El efecto no depende de la dosis que consuman", aclaró a El Observador Francisco Cóppola, profesor adjunto de la Clínica de Ginecotocología de la Facultad de Medicina.

La "cerveza sin alcohol" que se comercializa en Uruguay, según establece la normativa vigente del Mercosur, es la que tiene entre 0 y 0,5% de alcohol, por lo que están etiquetadas como sin alcohol pero tienen un porcentaje de esta sustancia.

El ginecólogo Roberto Sergio, jefe de ginecología de Maldonado, que trabaja como ginecólogo en la Asociación Española y Médica Uruguaya aseguró que "no es habitual que las embarazadas consuman sin alcohol para prevenir consecuencias en el bebé. Las que toman son las diabéticas, los que van a conducir- que lo toman como un hecho puntual y no crónico- no lo hacen para reducir del daño", aseguró.

En comparación con la cerveza con alcohol, el efecto de las que se etiquetan como sin alcohol "es mucho más a largo plazo, no en lo inmediato porque la cantidad de alcohol es mínima. Es difícil que una paciente embarazada de nueve meses tenga efectos con las cervezas sin alcohol, los riesgos son mayores en la con alcohol", dijo.

"Hay evidencia de que no hay nivel seguro de consumo de alcohol en las embarazadas", aseguró el jueves el ministro de Salud, Jorge Basso, luego de la presentación del estudio sobre el consumo del alcohol en el embarazo. Por esa razón desde el gobierno recomiendan a las mujeres en período de gestación que no consuman tampoco "cerveza sin alcohol", que hasta el momento no se había advertido que contenía un porcentaje de alcohol.

"Uno diría es tan bajo el tenor de alcohol que tendría que tomar muchísima cantidad para que eso tuviera efecto, pero no se sabe bien el efecto que tiene y sí se sabe que cantidades mínimas de alcohol ya son perjudiciales –para el feto–; por eso, la recomendación para embarazadas es no tomar cervezas sin alcohol porque tienen alcohol", indicó ayer a El Observador Gerardo Barrios, presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial.


¿Qué es el síndrome de alcohol fetal?

De los trastornos del espectro alcohólico fetal que son los problemas físicos, mentales y de crecimiento que puede presentar el hijo de una mujer que consumió alcohol durante su embarazo, el síndrome de alcohol fetal es el más grave.

La exposición del feto al alcohol puede generar graves consecuencias en su posterior desarrollo, como una mayor incidencia de abortos espontáneos y muerte fetal, problemas en el crecimiento, malformaciones específicas, bajo peso y disminución de la capacidad intelectual. Todas son alteraciones asociadas a personas cuyas madres bebieron alcohol durante el embarazo y los trastornos duran toda la vida.

El período más riesgoso es sobre todo la primera mitad del embarazo, que es donde se desarrolla el embrión y determina el desarrollo de las neuronas. "Todo lo negativo que hagas en la primera mitad del embarazo marca el pronostico neurológico futuro del bebé", explicó Sergio.


Populares de la sección