Exportación de energía con buen ritmo

Hay ventas hacia Argentina y se espera que Brasil eleve el volumen de compra
Mientras se espera que hoy Brasil termine de resolver algunos ajustes técnicos que habiliten el intercambio de energía con Uruguay a través de la conversora de frecuencia de Melo por hasta 500 megavatios (MW), ayer las autoridades de la Administración Nacional del Mercado Eléctrico realizaron la oferta de excedentes a sus vecinos por hasta 300 MWh para los próximos siete días. No obstante, sobre el mediodía de ayer las autoridades del despacho del sistema argentino le solicitaron a Uruguay el envío de hasta 600 MWh, ya que en ese horario la vecina orilla suele tener un mayor consumo, informó una fuente oficial a El Observador. Luego, en la tarde, ese volumen había caído a unos 200 MWh.

El intercambio con la vecina orilla es prácticamente "hora a hora". Los excedentes que se enviaron a ese mercado corresponden a los sobrantes eólicos del sistema y los excedentes de las represas del río Negro, ya que la electricidad de Salto Grande se vuelca en su totalidad al consumo doméstico. El precio promedio de venta a Argentina se mantendrá en el eje de los US$ 30 por MWh, revelaron las fuentes. De todas formas, la prioridad en cuanto al envío sigue teniéndola el sistema brasileño, ya que está dispuesto a pagar un mejor precio por la energía uruguaya (US$ 79 por MWh).

Cuando ADME realizó la oferta semanal a su contraparte –Operador Nacional del Sistema (ONS)–se ratificó la importación de los 70 MWh a través de la conversora de Rivera, que se reinició la pasada semana. Se espera que en el correr de hoy o en los próximos días, Brasil eleve el volumen de compra a través de la conversora de frecuencia de 500 MW que se montó hace dos años entre Melo y Candiota.

El intercambio entre Brasil y Uruguay comenzó a realizarse por medio de las estatales Eletrobras y UTE, empresas que comparten una sociedad en territorio uruguayo en el parque eólico que se instaló en la localidad de Tarariras (Colonia).

El diario Folha de S. Paulo informó que la energía de Uruguay sería una alternativa más barata que las centrales térmicas brasileñas, ya que las represas en el vecino del norte están sufriendo la falta de lluvias. "A priori, si mantuviéramos este costo de operación en el segundo semestre, (y) si ellos (por Uruguay) tuvieran energía para mandar, probablemente va estar en precio más bajo que nuestra energía, que está en bandera roja", explicó a Folha el asesor de la presidencia del ONS Marcelo Parias. l

Populares de la sección