Expresidenta argentina niega en la Justicia haber lavado activos

Cristina Fernández presentó un escrito en causa por presunto enriquecimiento ilícito
La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner aseguró ayer, en escritos presentados ante la Justicia, que "no hubo ningún movimiento sospechoso en sus cuentas bancarias" y rechazó cargos por presunto enriquecimiento ilícito.

La defensa de Fernández presentó "ocho anexos documentales" para demostrar que, "en cuanto al presunto lavado de activos, no hubo ningún movimiento sospechoso en sus cuentas bancarias, ya que todas las operaciones (inversiones y compras de dólares) se concretaron a través de los circuitos bancarios y cambiarios oficiales en cumplimiento de las normativas pertinentes".

Los escritos fueron presentados por el abogado de Fernández, Carlos Beraldi, ante los jueces Julián Ercolini, que investiga presuntas irregularidades en la empresa Hotesur participada por la exmandataria, y María Servini de Cubría, ante quien denunció a una diputada y a otro magistrado por "tráfico ilícito de información".

Fernández reclamó "que se ponga fin a la campaña de persecución y hostigamiento que viene padeciendo, utilizándose a un sector del Poder Judicial con tales objetivos", confirmó Beraldi.

La expresidenta argentina, que gobernó entre 2007 y 2015, apuntó a la diputada Margarita Stolbizer, a su abogada Silvina Martínez y al juez Claudio Bonadio, luego de una denuncia realizada por la legisladora sobre presuntos movimientos irregulares en las cuentas de Fernández de Kirchner.

Según reprodujo ayer la agencia estatal Télam, Stolbizer, su abogada y Bonadio fueron denunciados por utilizar para esa acusación documentación obtenida en un allanamiento ordenado en una causa que tiene a su cargo de ese magistrado, por supuestas irregularidades en Los Sauces, otra empresa participada por la exmandataria.

Fernández pidió entonces "que se lleve a cabo una profunda investigación sobre el tráfico ilícito de información".

Además, la exjefa de Estado enfrenta en la Justicia argentina una denuncia por el presunto perjuicio contra las arcas públicas ocasionado por los contratos de futuros de dólar realizados durante el último tramo de su segundo mandato, causa también a cargo de Bonadio.

Aerolínea fantasma

En tanto, el juez federal Sergio Torres pidió ayer que se indague a los exministros kirchneristas Julio de Vido y Ricardo Jaime en el marco de una causa que investiga el gasto multimillonario de creación y mantenimiento de Líneas Aéreas Federales S.A (LAFSA), una aerolínea que nunca prestó servicios. En la causa hay otros 23 imputados, entre los que se encuentra el hermano del exgobernador bonaerense Daniel Scioli, así como empresarios, funcionarios y directivos de LAFSA.

Stiuso: el gobierno mató a Nisman

El exespía argentino Antonio "Jaime" Stiuso aseguró que al fiscal Alberto Nisman "lo ordenó matar el gobierno de Cristina Kirchner" y que la expresidenta utilizaba servicios de inteligencia "paralelos". En una entrevista con La Nación, el exjefe de Inteligencia afirmó que al fiscal lo asesinaron porque "tenía escuchas en las que involucraba al gobierno". "Lo mataron. Yo podría haber terminado como él. Hubo persecución, lo amenazaron muchas veces, tanto a él como a mí", explicó al diario argentino el exespía, quien trabajó estrechamente junto a Nisman en la causa de la AMIA y quien fue señalado por la expresidenta como instigador de una maniobra de desestabilización contra el Ejecutivo.

Macri pide consumir menos energía en medio de tarifazo

El presidente Mauricio Macri pidió ayer a la población consumir "la mínima" energía posible, en medio de una puja judicial en Argentina para frenar los fuertes aumentos del gas y otros servicios básicos.
"Hoy les tengo que pedir a todos que por favor entendamos que Argentina necesita que seamos responsables y que consumamos menos energía", señaló Macri en un acto.

El presidente argentino hizo este pedido en horas decisivas para que su gobierno defienda los bruscos aumentos que detonaron protestas de vecinos e instituciones civiles en todo el país y que llevó a la justicia a frenar la aplicación de las nuevas tarifas hasta que la Corte Suprema se manifieste hoy.

El gobierno anunció anoche que topearía los aumentos a un 400% sobre el monto de la factura para clientes residenciales y a 500% para empresas, en un intento por convencer a la Corte de que le permita hacer el ajuste.

"Cuando de golpe ustedes se encuentran en su casa en invierno y se vean que están en remera o están en patas, es que están consumiendo energía de más", dijo Macri.

Al pedir que se abriguen en lugar de prender los sistemas de calefacción a gas o electricidad todo el día, Macri subrayó: "Consuman la mínima energía necesaria".

Pero ese pedido tuvo réplicas en redes sociales y canales de televisión que mostraron las recientes imágenes del presidente junto a su esposa Juliana Awada observando la final de la Copa América Centenario hace dos semanas, con ropa liviana en la sala de su residencia, una noche muy fría de invierno.

El gobierno impulsó los aumentos desde marzo con el argumento de que las tarifas estaban rezagadas y responsabilizó a los gobiernos kirchneristas, que subsidiaba las tarifas con los impuestos a grandes contribuyentes.

Macri eliminó subsidios, con excepción de casos de personas en extrema pobreza que reciben una asignación por hijo o jubilados que cobren el sueldo mínimo.

Fuente: Agencias

Populares de la sección