Expresidente de ALUR dijo que pagos a cortadores de caña eran una "donación" al sindicato

De León dijo que no se pagó aportes porque los trabajadores no eran dependientes de la empresa
Para el actual senador y expresidente de Alcoholes del Uruguay (Alur), Leonardo De León, el pago que se realiza desde 2007 de una partida extra a cañeros figura en los balances de la empresa como "donación", un mecanismo que encontró el directorio de la época –presidido por Raúl Sendic- para "apoyar" a estos trabajadores que no tienen una relación laboral con la empresa. Por eso, asegura, no se hicieron aportes al BPS. De León considera que no era una partida salarial (razón por la que no había que hacer aportes) porque no eran trabajadores dependientes..

En entrevista en el programa de Radio Carve, Inicio de Jornada, De León dijo además que esto no fue observador en ninguna de las auditorías que realizó la empresa KPMG y que "no se hizo a espaldas de nadie".

La "donación", dijo De León, se le daba al sindicato, que luego la repartía entre los trabajadores.

Lea también: ALUR pagó dinero extra en negro a cortadores de caña por 10 años

Según publicó El Observador, eran casi 2.600 los trabajadores –entre cortadores de caña, rejuntadores, maquinistas, entre otros- que recibían una partida anual de $ 7.500. Este dinero no aparece debidamente identificado en los balances de ALUR, ni tampoco se hicieron aportes al BPS, dijeron las fuentes a El Observador. La existencia de este pago, que se realizaba a través de RedPagos, fue confirmada por empresarios del sector y ayer, luego de publicada la noticia por El Observador, por ALUR a través de un comunicado.

"Cuando se inicia la gestión de ALUR, no había que ser muy especializado en el tema para darse cuenta que el sector más débil de la cadena era el de los trabajadores rurales (...) y en su momento, pensamos que es bueno apoyar a ese sector" dijo De León en el programa En Perspectiva y aclaró que esos trabajadores que reciben la donación no tienen una relación de dependencia con la compañía estatal, sino con los productores a los cuales se le compra la caña de azúcar.

Según explicó De León –quien admitió haber participado de la decisión de dar este aporte-, el tema fue analizado en el directorio, figura en las actas y luego de consultarse se llegó a la conclusión que esta "era la alternativa" que permitiría para darle dinero a los trabajadores, pese a no estar ligados a la empresa, y no tener que pagar aportes.

Ayer, ALUR expresó en el comunicado que resolvió "formalizar la situación previsional de los trabajadores (...), vinculados al corte de caña de azúcar en Bella Unión" (...) "en el marco de la revisión permanente de los procesos que realiza" la empresa.

En el momento que se le dio la partida, De León no era presidente de ALUR, sino que trabajaba como "coordinador" en la empresa, según dijo. El presidente de la compañía era Sendic, que en ese momento era, a la vez, vicepresidente de ANCAP. El presidente de la petrolera era el actual intendente Daniel Martínez.


Populares de la sección