Exreclusos de Guantánamo desconocen por qué Diyab se fue a Brasil

El refugiado dejó el país sin avisar; no mantenía contacto con sus compañeros ni asistía al Centro Islámico
La salida del país del Jihad Ahmad Diyab, uno de los refugiados de Guantánamo que llegó a Uruguay en 2014, sorprendió a muchos de sus allegados ya que ninguno conoce los motivos de su partida. Diyab no mantenía vínculo con ninguno de sus excompañeros, no asistía al centro islámico ni informó su decisión en los días previos.

El director del Centro Egipcio de Cultura Islámica, el jeque Samir, contó a El Observador que visitó a Diyab diez días antes de que se diera a conocer su partida para informarle sobre el comienzo del Ramadán, pero este nunca manifestó que tenía pensado dejar el país.

Asimismo, dijo que Diyab no mantenía contacto con los demás refugiados y que, durante su estadía en Uruguay, solo asistió dos veces al centro islámico. Posiblemente tuviera que ver con su estado de salud delicado que le dificultaba trasladarse, opinó Samir.

Por su parte, el abogado de los refugiados, Mauricio Pígola, dijo a El Observador que consultó el caso con los exreclusos pero que algunos no estaban al tanto de lo sucedido y otros se enteraron por la prensa. "El tenía poco contacto con ellos, en general era el más aislado", agregó. A diferencia de Diyab, los restantes refugiados manifestaron a Pígola tener intenciones de permanecer en el país e incluso gestionar su ciudadanía, contó el abogado.

Consultado por El Observador, Ahmed Adnan Ahjm, uno de los exreclusos de Guantánamo, dijo a El Observador no conocer sobre la situación de Diyab y que por el momento él tiene pensado continuar en el país. "No puedo decir ahora si quiero irme o quedarme. Esas cosas son para el futuro", sostuvo.

Populares de la sección