FA busca acuerdo para habilitar todas las candidaturas en interna 2019

La coalición quiere descomprimir la presión sobre el gobierno de Vázquez

Tan lejos y tan cerca a la vez, las elecciones de 2019 ya se filtran en cada análisis que evalúa la marcha del gobierno y sus futuras consecuencias, y en las declaraciones de los políticos que, cada dos por tres, confirman, niegan, relativizan o lanzan precandidaturas presidenciales.

En el Frente Amplio, este estado de cosas genera expectativas e incipientes alianzas en busca de pactos que se concretarán recién dentro de tres años y que, por tanto, poco aportan a la tarea de administrar el país en el tiempo que le queda al presidente Tabaré Vázquez.

Para descomprimir esta puja más o menos soterrada, la izquierda buscará un acuerdo político que asegure que en las internas del 2019 se habiliten, en igualdad de condiciones, todas las precandidaturas que se presenten dentro de la coalición de izquierda.

Fuentes del Frente Amplio dijeron a El Observador que la idea de varios de sus dirigentes es que el Congreso del FA se comprometa, llegado el momento, a votar todas las postulaciones con el objetivo de terminar con posibles "especulaciones" y desalentar la búsqueda de alianzas tempranas.

Además se quiere "predicar con el ejemplo" y democratizar al máximo la elección del próximo candidato del FA para que no quede condicionada a acuerdos cupulares de los sectores.

Este asunto estuvo encima de la mesa en un asado de despedida de año que el miércoles 21 protagonizaron los senadores de la coalición de izquierda y del que también participaron algunos diputados y el presidente del FA, Javier Miranda.

Antecedentes

Se necesita el apoyo de dos tercios de los integrantes del Congreso del Frente Amplio para habilitar una precandidatura presidencial.

En las instancias anteriores a las elecciones de 2009 y 2014 las postulaciones desataron choques internos y acusaciones cruzadas entre los candidatos en pugna.

Por ejemplo, en 2009 el Congreso habilitó cinco candidatos de los cuales dos quedaron por el camino. Daniel Martínez y Enrique Rubio se bajaron para que compitieran José Mujica, Danilo Astori y Marcos Carámbula con el final ya conocido.

Pero la votación del Congreso dejó muy enojado a Astori quien se sorprendió por el alto respaldo que tuvo Carámbula –quedó segundo detrás de José Mujica- , resultado que adjudicó a un acuerdo entre el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista (PCU). "Votaron juntos y dominaron el congreso. Lo sucedido marca una enorme distancia con el pueblo frenteamplista", dijo el actual ministro de Economía. En las elecciones internas ganadas por Mujica, Astori terminó con muchos más votos que los obtenidos por Carámbula. En 2014, el Congreso aprobó la candidatura oficial de Tabaré Vázquez y la "alternativa" de Constanza Moreira quien realizó una campaña electoral bastante agresiva contra el dos veces presidente. "¿Otra vez Tabaré Vázquez? Ya nos gobernó, se presentó cuatro veces y tiene 75 años", dijo la senadora antes de perder por amplio margen.

En su última reunión de 2017, el Secretariado Ejecutivo del FA resolvió crear una comisión que trabaje durante el verano para llegar a los primeros meses de 2017 con una política de alianzas a corto y mediano plazo ya delineada.

El FA tiene por delante la realización en marzo de un Congreso –continuación del realizado a finales de noviembre- y de un Plenario Nacional en abril. Uno de los cometidos de esas instancias es la elaboración de una carta de principios y la discusión de la futura estrategia política.

En el Frente Amplio han surgidos los nombres de varios precandidatos para las elecciones de 2019 entre los que se encuentran José Mujica, Danilo Astori, Daniel Martínez, Raúl Sendic, Mario Bergara, Pablo Ferreri y Mónica Xavier, Ernesto Murro y Carolina Cosse.

A corto plazo, para el FA no sólo está en juego la gobernabilidad interna sino la posibilidad de habilitar un espacio de diálogo con la oposición cuando haya que votar la próxima Rendición de Cuentas.

El diputado Óscar de los Santos (Alianza Progresista) propuso, y fue aceptado por el Secretariado Ejecutivo, que la comisión formada para avanzar en la organización del Congreso y el Plenario analice de qué manera y con qué aliados encarará la izquierda los desafíos que se le presentarán en el correr de este gobierno.

El FA perdió la mayoría parlamentaria tras la disidencia del diputado Gonzalo Mujica y se propone negociar proyecto a proyecto con la oposición.

Es por estas dificultades próximas que en buena parte de la izquierda consideran que todo pensamiento que se pierda en futuros asuntos electorales, no hará otra cosa que complicar cuando llegue el momento de revalidar la confianza de los votantes.

Lo que dicen los estatutos del Frente

Según establecen los estatutos del Frente Amplio, la elección de los candidatos a presidente y vicepresidente se realizará de una manera bastante intrincada que es la siguiente: A) Convocado el Plenario Nacional a los efectos de la elección, recibirá las propuestas que sean presentadas con el respaldo de 1/5 de sus miembros. B) Se procederá a poner en votación, en orden de presentación, los candidatos propuestos. Resultará nominado para proponer al Congreso quien obtenga 4/5 de votos de los miembros del Plenario C) Si ninguno de los candidatos nominados obtuviera 4/5 de los votos, el Plenario Nacional pasará a un cuarto intermedio de hasta 14 días. D)Vuelto a reunirse el Plenario Nacional se pondrán a votación los candidatos. Resultará nominado para proponer al Congreso quien en una primera votación obtenga el 4/5 de los votos de los miembros, o quien en una segunda votación a cumplirse en el mismo Plenario obtenga un respaldo de ¾ de votos de los miembros. E)En caso de no lograr la mayoría prevista en el punto anterior, para nominar el candidato el Plenario Nacional elevará al Congreso la nómina de candidatos propuestos y los fundamentos de su propuesta. El Congreso tomará resolución por 2/3 de sus miembros.


Populares de la sección

Acerca del autor