FA defiende reforma de la Constitución pese a críticas de astoristas

La comisión interna de la fuerza política que estudia el tema aún no puso en consideración los costos que implicaría al Estado realizar una reforma constitucional
El Frente Amplio se mantiene firme ante la postura de impulsar una reforma constitucional en este período de gobierno a pesar de las críticas que recibió de Asamblea Uruguay y de las dudas que planteó sobre el tema el vicepresidente Raúl Sendic.

El diputado del Partido Socialista, Gonzalo Civila, dijo a El Observador que no está de acuerdo con “asumir una postura defensiva” de que no es el momento para realizarlo, tal como lo plantean los astoristas.

“Estamos convencidos de que se necesita una reforma, que el país necesita consolidar algunos avances que han habido y que incluirlos en la Constitución los haría más difíciles de revertir”, señaló.

Sus comentarios fueron en respuesta a la columna publicada por el legislador de Asamblea Uruguay, José Carlos Mahía, quien señaló que una reforma constitucional podría hacer peligrar un cuarto gobierno frenteamplista.

“(Lo que plantea Mahía) no lo compartimos. Creemos que el gobierno tiene que gobernar tiene que cumplir con su programa y la fuerza política con los movimientos sociales tiene que impulsar una agenda de ideas que vaya abriendo perspectivas al proceso de cambio”, agregó Civila.

La comisión interna del FA que estudia el tema aún no puso en consideración los costos que implicaría al Estado realizar una reforma constitucional. La postura del Partido Socialista es que se realice a través de una Convención Nacional Constituyente, lo que implicaría dos elecciones nacionales y el mantenimiento de la asamblea, formada por 260 convencionales, durante un año.

"Estamos convencidos de que un debate de esta naturaleza el país no puede darlo o postergarlo en función del costo. El costo de los mecanismos democráticos siempre vale la pena pagar y además no mueve la aguja en términos de la situación fiscal o económica”, dijo el diputado en diálogo con El Observador.

El senador de la lista 711, Leonardo De León, señaló que la reforma constitucional está incluida en el programa del gobierno votado por la ciudadanía. "Somos muy respetuosos de lo que está en el programa", expresó, y agregó que la resolución del plenario del Frente Amplio lo apoyó con la voluntad de seguir adelante con un impulso de reforma.


El vicepresidente Raúl Sendic, quien lidera la lista 711, fue otro de los frenteamplistas que mostró dudas con respecto al momento adecuado para realizar una reforma. "He tenido alguna duda sobre la oportunidad del tema, pero sin duda es una oportunidad que tiene que tomar la fuerza política (...) Como vicepresidente de la República la prioridad número uno es cómo hacemos para frente a las dificultades económicas mejorar la situación del país, mejorar las condiciones de vida de los uruguayos”, dijo Sendic según publicó Teledoce.

Con respecto a la postura de Sendic, De León resaltó que el vicepresidente "no está cuestionando" lo decidido por la fuerza política, que volverá a tratar el tema en el plenario convocado para setiembre.

En tanto la diputada por el MPP, Cecilia Bottino, prefirió no opinar sobre la postura que tomó Asamblea Uruguay, aunque resaltó el hecho de que el Frente Amplio buscará apoyo popular para realizarla y que de eso dependerá su concreción.

Analistas políticos consultados por El Observador también se refirieron a los riesgos que puede implicar para el gobierno una reforma constitucional en medio del período, cuando suele ser el momento de menor popularidad de los gobernantes. Sin embargo, los legisladores consultados discreparon con la posibilidad de que reformar la constitución implicara exponer al Frente Amplio o que pusiera en riesgo su cuarto período de gobierno.

Apoyo en las instituciones

Los tres legisladores frenteamplistas señalaron a El Observador que el próximo paso para impulsar la reforma constitucional es salir a buscar apoyos en las instituciones sociales. "Hoy el debate no está instalado en la sociedad. Estos procesos se dan siempre a iniciativas de movimientos políticos o sociales. La propuesta no la podes medir de antemano, sino que tenes que ir trabajándola", expresó Civila.

El Frente Amplio intentará en los próximos meses convencer a diferentes organizaciones de la sociedad civil sobre la necesidad de reformar la constitución, para llegar con apoyos más sólidos a setiembre, cuando la fuerza política volverá a discutir el tema en otro plenario nacional.

Hasta ahora, los únicos sectores que discreparon con la idea de realizar una reforma constitucional fueron Asamblea Uruguay y el Movimiento Popular Frenteamplista. El argumento de ambos sectores fue que no se trata de un tema prioritario y tampoco es oportuno, ya que el gobierno está en medio del debate por la Rendición de Cuentas.

Populares de la sección