FA presiona a oposición para que acompañe Rendición de Cuentas

Señala que serán responsables de negar recursos a áreas necesitadas
Mientras el Frente Amplio continúa delineando los detalles de la próxima Rendición de Cuentas, presiona además a la oposición para que acompañe una mayor asignación de presupuesto para la educación y otros sectores. El partido de gobierno sabe que necesitará votos ajenos y en la estrategia para conseguirlos señala que el resto de los partidos serán responsables, si no acompañan la postura oficial, de relegar recursos a áreas que los necesitan.

"Hasta ahora, todo el mundo se descansaba en que el Frente Amplio ponía los legisladores y la Rendición de Cuentas salía. Ahora, si no sale, la propia oposición tiene la responsabilidad. Y el pueblo verá que hay sectores (políticos) que no acompañan beneficios para la educación, la salud o la seguridad", dijo ayer el senador Rafael Michelini luego de la reunión que mantuvo la bancada parlamentaria con representantes del Poder Ejecutivo.
"Yo no sé si sectores de la oposición se animarán a dejar al país sin Rendición de Cuentas", agregó el senador. Con el mensaje ya enviado, los dirigentes marcaron que el Frente Amplio se planteó que debe llegar a acuerdos internos para luego salir en la búsqueda de otros consensos con los demás partidos.
Sobre la interna, el presidente de la coalición, Javier Miranda, remarcó la necesidad de tener disciplina partidaria. En ese sentido señaló a la unidad como una "opción" elegida por los frenteamplistas, lo que "lleva también a la unidad de acción".

"Exigir entonces el mayor nivel de deliberación y debate; buscar los máximos acuerdos y en ese sentido mantener la unidad de acción como opción tanto estratégica como de vocación ideológica", dijo.

El Frente Amplio precisa más que nunca esa disciplina partidaria, luego de perder la mayoría en la Cámara de Representantes tras el alejamiento del diputado Gonzalo Mujica. Por eso necesita que la propuesta de Rendición de Cuentas contemple, al menos en parte, las exigencias de los sectores, para después salir a buscar el voto 50.

Esa realidad se observaba ayer en el orden del día de la reunión de la bancada con los representantes del gobierno. En uno de sus puntos expresaba que como formas y procedimientos generales para actuar se debían "evitar las posiciones de 'todo o nada' teniendo presente que lo ideal es enemigo de lo bueno". Además, la comunicación indicaba que no se podía "descartar de antemano a nadie para negociar".

El Frente Amplio debe cumplir con el mandato del presidente Tabaré Vázquez de entregarle el lunes 6 de marzo un documento donde estén plasmadas sus "expectativas" para la Rendición de Cuentas.
A nivel general ya hay prioridades definidas como otorgar –o al menos acercarse– al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación, afianzar el Sistema Nacional de Cuidados y la salud. Pero el pedido de "unidad de acción" muestra que todavía quedan aspectos por negociar.

Mujica
El expresidente y actual senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), José Mujica (2010-2015), expresó tras participar de la reunión que desde su punto de vista "no complica tanto" la pérdida de la mayoría parlamentaria.

"Si no hay Rendición de Cuentas no se viene el mundo abajo", sostuvo Mujica. "Dramas, no", insistió de inmediato.
El dirigente reiteró que la unidad del oficialismo será fundamental como parte de la estrategia política. "La unidad es la capacidad de comerse algún sapo y digerirlo, porque para estar de acuerdo no precisamos hablar de unidad. El problema es sostener la unidad cuando se tiene desacuerdo pero se valora mucho más el todo que la parte", sostuvo Mujica.

Sobre la educación, señaló: "Se dará todo lo que se pueda y ese es un compromiso que hay".
"No sé si se llega al 6% (del PIB). La voluntad es llegar pero ahí, no queda la historia".


Populares de la sección