FA trancará venias hasta que cambie la hostilidad opositora

Oficialismo vio señales positivas de blancos hasta la moción de Lula de ayer
El Frente Amplio trancará la votación de las venias hasta que cambie el nivel de enfrentamiento que plantea la oposición. El clima de tensión, según entienden en la izquierda, es intolerable y se pondrá un freno. Eso es una decisión política, según se informó a El Observador.

El tema fue discutido la semana pasada en la bancada de izquierda donde varios senadores expresaron su malestar por el accionar de blancos y colorados. La disconformidad fue planteada a referentes de los demás partidos para "bajar la pelota al piso", y se usó esa expresión. Los senadores Rafael Michelini (Frente Liber Seregni) y Ernesto Agazzi (MPP) transmitieron la idea. De hecho, esos dos legisladores fueron el martes los encargados de dialogar con los blancos cuando supieron que las venias para ANCAP no serían votadas ese día y volverían a comisión. El senador Marcos Otheguy (Lista 711) dijo ayer a El Observador que no se puede seguir con esa "dinámica y nivel de enfrentamiento".

Sin embargo, en el Partido Colorado y Nacional insisten con que el relacionamiento es normal y la verdadera razón de la dilatoria son problemas internos del Frente -que fueron notorios últimamente entre Danilo Astori y José Mujica- así como los nombramientos para organismos de contralor donde el MPP quiere tener voz.

Cruces
En los últimos meses, la oposición golpeó con la investigadora de ANCAP, empresa que dio pérdidas millonarias bajo la gestión del Frente Amplio y en particular cuando estuvo al mando de Raúl Sendic. El déficit obligó al gobierno a tener que capitalizarla en US$ 622 millones. A eso se sumarán las denuncias sobre supuestos manejos irregulares de dineros públicos que llegarán a la Justicia penal.

Además, los ataques políticos afectaron la imagen de Sendic que es uno de los potenciales presidenciables del Frente Amplio.

Con la misma lógica, los blancos anunciaron que pedirán más comisiones investigadoras desde Diputados. Será por los negocios con Venezuela y sobre la regasificadora. Es casi seguro que el Frente Amplio las rechace.

También cayó mal en el FA el planteo como "asunto político" que hizo en sala el senador colorado Pedro Bordaberry en rechazo a una declaración del Plenario del partido de gobierno. Ese órgano acusó a medios de comunicación y a la oposición de minar la institucionalidad del país.

Esa sesión fue de las más duras de este período. Blancos y colorados entendieron que no se podía dejar de responder a esa acusación, mientras en el Frente afirman que en todo caso las respuestas debieron surgir de los organismos de conducción de los partidos. Las molestias en la izquierda también fueron por los planteamientos en sala, no en comisión, sobre las venias propuestas. Con ese "clima de enfrentamiento", como lo definió el senador Rafael Michelini, se llegó a la votación de los nuevos directores, en particular para ANCAP donde la oposición tendrá un representante, Diego Labat, quien aún no recibió el visto bueno para integrar el nuevo directorio. Otro que espera su venia es el oficialista Ignacio Berti, actual presidente de Pluna Ente Autónomo. Otras venias trancadas corresponden al Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente –ahí la oposición tendrá un lugar– y la Administración Nacional de los Servicios de Salud del Estado. Para más adelante se prevé la negociación por la integración del Tribunal de Cuentas y la Corte Electoral.

El oficialismo y la oposición tenían un acuerdo para votar todas las venias. La excepción fue la de Fernando Calloia, para la Corporación Nacional para el Desarrollo.

Otheguy comentó que el acuerdo es votar sin criticar, como lo hace el Frente. La oposición al votar aMarta Jara para presidenta de ANCAP dio su apoyo luego de argumentar en contra por su gestión en Gas Sayago, la empresa que gestionará la regasificadora. También plantearon reparos jurídicos por Berti. Ante esas críticas el Frente respondió remitiendo las venias que restan a la Comisión de Asuntos Administrativos.

Señales

Esta semana en el Frente vieron con agrado que hubo dos señales positivas del Partido Nacional para mejorar el relacionamiento. Una fue que, más allá de dejar constancia del desacuerdo, los blancos no hicieron mayor problema con que las venias volvieran a comisión. La otra señal fue que en Diputados se retiró el planteo de tratar nuevamente como asunto político la declaración del Plenario del Frente.

Sin embargo ayer, la tirantez volvió a polarizar a blancos y frenteamplistas luego que algunos senadores de izquierda expresaron su solidaridad con el expresidente Lula da Silva. Los frenteamplistas propusieron que esa nota de preocupación llegara a la embajada de Brasil, al Partido de los Trabajadores, al Instituto Lula y otras organizaciones, algo que rechazaron los blancos. Generalmente las opiniones vertidas en el Senado son enviadas a distintos organismos con el voto de todos los legisladores aunque no se esté de acuerdo con el contenido de lo expresado (ver nota aparte).

A nivel de bancadas se acordó que las venias ingresen al plenario del Senado en los primeros días de abril. Antes de eso, y según el estado de relacionamiento con la oposición, la bancada del FA decidirá si se votan o se vuelven a retrasar. La intención política es votarlas, pero no hay certeza de cuándo se hará.

Lula enfrentó al Frente con el Partido Nacional


El senador Ruben Martínez Huelmo (Espacio 609) presentó una declaración expresando su preocupación por la detención de Lula, el 4 de marzo, y la "conducción coercitiva" ante un juez.En la nota se afirma que "no se entiende la razón por la que se montó un operativo" con más de 200 agentes, cuando el expresidente ya prestó declaración "pacíficamente" al menos tres veces este año. "Tanto la militancia de las organizaciones políticas y sindicales como el pueblo en general, seguidores de a pie, se manifestaron y rechazaron el abuso al que fue sometido Lula" dice la nota basándose en una encuesta de la empresa Vox Populi.Los senadores del Frente pidieron remitir, como es habitual, la nota a la embajada de Brasil y a la Presidencia de ese país además de al Partido de los Trabajadores, el Movimiento de los Sin Tierra, el Parlamento del Mercosur y la Central Sindical CUT. El Partido Nacional rechazó que esa moción se haga en nombre del Senado. Javier García dijo a El Observador que el Frente intentó hacer pasar esa expresión política entre "gallos y mediasnoches". "Esa declaración será leída en Brasil como de todo el Senado y eso no es así", dijo García.


Populares de la sección

Acerca del autor