Fallo anula reestructura en Aduanas financiada con crédito del BID de US$ 22 millones

La sentencia tiene alcance general y beneficia a 800 funcionarios

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) anuló una reforma organizativa en la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) aprobada en 2013 y para cuya financiación el Estado gestionó un crédito de US$ 22 millones en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El fallo refiere al reclamo concreto de un trabajador presupuestado de la DNA que pidió anular el decreto aprobado el 17 de julio de 2013 y que estableció las modificaciones bajo la administración de José Mujica. Pero la sentencia indica que tiene "alcance general", razón por la que termina beneficiando a los casi 800 funcionarios de esa dependencia del Ministerio de Economía y Finanzas.

La reestructura en la DNA, que fue impulsada por el director del organismo, Enrique Canon, implicó la creación de varias unidades y servicios, la imposición de metas de gestión y el pasaje a régimen de dedicación completa para una importante cantidad de aduaneros.

El secretario general de la Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA), Basilio Pintos, dijo a El Observador que la anulación de la reestructura organizativa del organismo implica que unos 70 cargos que habían sido ocupados al amparo del decreto que ahora resultó anulado por el TCA "deben caer". En muchos casos son funcionarios presupuestados que volverán a sus puestos anteriores y en otros son personas que fueron contratadas en forma directa y que no pertenecen a la DNA.

El sindicalista dijo que si bien para el gremio el fallo implica una "victoria" no deja de ser "doloroso" porque el Estado invirtió una importante suma de dinero en una reestructura que resultó "una monstruosidad jurídica".

"Se hicieron consultorías y se contrataron analistas para esta reforma. Todo queda en nada. Va a la papelera", sostuvo Pintos, quien indicó que la AFA tiene en curso un reclamo contra la reestructura firmado por unos 600 funcionarios pero ese expediente queda sin objeto en función de la primera resolución del TCA.

El 21 de julio se realizó una reunión entre jerarcas de la DNA y del BID donde se evaluó la reforma del servicio y se catalogó como "modelo" para la región. El proceso contó "con una fuerte asistencia financiera por parte del BID, a través de un préstamo de US$ 22 millones", informó la DNA en un comunicado divulgado en su web. El Observador intentó ayer sin éxito comunicarse con el director de Aduanas, Enrique Canon.

"Respetar derechos"

El fallo del TCA dice que la reestructura viola el derecho a la carrera funcional, ya que el nuevo esquema operativo prevé que los cargos jerárquicos se ocuparán en forma transitoria por decisión del director de la DNA en base a un criterio de dedicación exclusiva y con un acuerdos de gestión. Y si bien el Estado puede reorganizar sus servicios, "esa discrecionalidad encuentra un límite en la exigencia de respetar los derechos constitucionalmente reconocidos a sus funcionarios", afirma la resolución del TCA.

La sentencia critica que la reforma "lo que busca es perpetuar el sistema de encargatura provisoria de funciones para el funcionamiento de la DNA, desnaturalizando de esta manera dicho instituto que debe ser, en todo caso, de carácter excepcional".

Antecedente del fallo contra Casinos

A comienzos de junio, el TCA anuló la reestructura del servicio jurídico de la Dirección General de Casinos (DGC) dependencia que, al igual que la Dirección Nacional de Aduanas, depende del Ministerio de Economía y Finanzas. En ese caso se entendió que la reorganización de la oficina legal de la DGC se realizó sin seguir el proceso correspondiente y para perjudiciar a un abogado que está enfrentado con el director de esa unidad, Javier Cha.


Populares de la sección