Familiares de jóvenes asesinadas en Ecuador piden investigar red de trata

Dos argentinas murieron y la explicación oficial no convence a sus allegados
La versión oficial sobre la muerte de las argentinas Marina Menegazzo y María José Coni, de 21 y 22 años respectivamente, no convence a sus familiares. Las chicas desaparecieron en la localidad turística La Montañita, Ecuador, y sus cuerpos fueron hallados días después, escondidos y con señales de violencia.

Las autoridades ecuatorianas detuvieron a dos hombres que, según su declaración, las recibieron en su casa cuando ellas ya no tenían alojamiento. Tomaron alcohol y se quisieron propasar con las jóvenes, pero ante su resistencia, los hombres las golpearon y ambas murieron en el acto.

Pero los familiares de las víctimas creen improbable que las chicas hayan ido a la casa de estos desconocidos y presumen que están ante un caso de trata de personas. Pidieron al presidente argentino Mauricio Macri que destine un equipo de especialistas argentinos, y anoche el ministro del Interior ecuatoriano, José Serrano, comprendió la duda e indicó que seguirán investigando.

"Lamentamos y al mismo tiempo comprendemos cualquier duda o cuestionamiento que tengan sobre lo sucedido los familiares de las jóvenes argentinas. La información e investigación están sujetas a toda la transparencia y acceso que requiera, lo importante para nosotros es que tengan certezas", escribió el ministro en Twitter.

Cristina, madre de Marina, declaró a la prensa de su país que sospechan que hay "algo más grande". "Ellas estuvieron muy expuestas, muchos días, son chicas que pueden llamar la atención". ¿En qué se basa? "Por las incongruencias, por cómo se está manejando la investigación, los informes orales son confusos, las dudas, las correcciones e imprecisiones. Los investigadores ya salieron a decir que había dos asesinos cuando aún no hicieron autopsias y hay elementos sin peritar", declaró.

Una amiga de las jóvenes, que estuvo con ellas hasta el 10 de febrero, también se expresó en ese sentido: "Mis amigas nunca se hubieran acercado a gente así, tan mayor, y con esos rasgos físicos", dijo Sofía Sarmiento, según recogió Clarín. Garantizó que sus amigas tenían dinero y tarjetas de crédito, así como otros conocidos argentinos a los que podían haber acudido en caso de necesitar alojamiento.

Embed



Fuente: Con EFE

Populares de la sección