Fanapel suspende actividad por reducción de ventas a Argentina

La empresa dispuso ayer el envío de 270 trabajadores a seguro de paro
La empresa Fanapel detuvo ayer sus actividades y resolvió enviar a 270 trabajadores al seguro de paro, motivada por la caída de ventas a Argentina, el principal mercado de exportación de la planta ubicada en Juan Lacaze, Colonia.

En diálogo con El Observador, el presidente del sindicato de trabajadores de Fanapel, Marcelo Olaverry, indicó que el viernes en una reunión tripartita en el Ministerio de Trabajo se intentará ajustar las condiciones del seguro de paro y conocer los planes de futuro.

Hasta ahora la empresa no comunicó el plazo durante el que se prescindirá del personal de planta ni tampoco la fecha en la que se podría retomar la producción. Olaverry indicó que se quiere conocer con certeza esos puntos "para tener alguna seguridad".

Por lo pronto, la empresa sí manifestó su intención de comercializar el stock de papel depositado en el complejo industrial, a la espera que ingresen nuevos pedidos desde Argentina para volver a poner en marcha la maquinaria de la planta.

La producción de Fanapel tenía hasta el año pasado a Argentina como su principal mercado, al concentrar el 90% de las ventas, mientras que el resto se dirigía a Brasil y a abastecer el mercado interno. Pero el cambio de gobierno en la vecina orilla trastocó el normal funcionamiento de la planta.

Pese a las dificultades dadas por la fuerte política de restricción de importaciones que desarrolló el gobierno kirchnerista, la empresa había continuado produciendo para atender clientes en ese mercado. Sin embargo, el cambio de autoridades con la asunción del presidente Mauricio Macri implicó que el mercado argentino volviera a abrir las puertas a mercadería de origen asiático y eso trajo consigo nuevas complicaciones en los últimos meses.

Olaverry explicó que por un tema de costos hoy resulta imposible que la producción uruguaya sea competitiva con los bajos precios de la producción asiática. De todas formas, valoró como algo positivo el hecho que Fanapel es un "proveedor de entrega inmediata" dadas las distancias, aspecto que desde su punto de vista podría aprovecharse.

La empresa es propiedad del grupo foresto-industrial Tapebicuá, integrado por capitales argentinos (en su mayoría) y estadounidenses, que compró en 2007 el 97,6% de las acciones. El Observador se comunicó ayer con las oficinas de Fanapel en Montevideo, desde donde se indicó que no se harían declaraciones por el momento.

El envío a seguro de paro es un fuerte golpe para la ciudad de Juan Lacaze, donde las fuentes de trabajo no abundan. La fábrica de papel emplea a unas 300 personas de forma directa y a otras 100 de forma indirecta. Otras industrias de la ciudad son la textil Agolan, que hoy da trabajo a 50 personas, y la industria láctea Granja Pocha, que se encuentra en proceso de reconversión y emplea a unas 120 personas.

Populares de la sección