FAO pronostica caída del 3% en la producción de cereales en América Latina y el Caribe

Pese a la baja proyectada, los volúmenes se mantendrían muy por sobre la media de los últimos cinco años

Las perspectivas de producción de cereales en América Latina y el Caribe durante el año en curso son favorables para los principales productores de la región, a pesar de que el fenómeno El Niño puede afectar a algunos países, según informó la FAO este miércoles.

En su boletín trimestral sobre seguridad alimentaria, dicho organismo internacional señala que sus pronósticos iniciales sobre producción de cereales para 2016 apuntan a una reducción de 3% en Sudamérica, aunque los volúmenes se mantendrían muy por sobre la media de los últimos cinco años.

La reducción se explicaría por una menor cosecha en Argentina y Brasil, países donde la producción de maíz caería 2% y 3%, respectivamente.


Lo que más incide en la baja de la cosecha regional es la caída en maíz en Argentina (2%) y Brasil (3%).


Adicionalmente, en Chile y Bolivia también se espera una reducción en la producción de maíz, debido principalmente a una disminución en la superficie plantada y a condiciones más secas a finales de 2015 e inicios de 2016.

Por otra parte, se espera que la producción de trigo aumente en Argentina y Brasil como respuesta a un aumento en la demanda de este cereal.

Los pronósticos para 2016 para Mesoamérica indican que la producción de México continuará siendo elevada, mientras que para el resto de la subregión preocupa el impacto que puede tener el fenómeno de El Niño.


Producción récord en 2015

En 2015, según se expresa en el mencionado informe, la producción de cereales en América Latina y el Caribe mantuvo la tendencia de los últimos años.

La cosecha bordeó las 239 millones de toneladas, un aumento cercano a los 9 millones de toneladas en comparación con 2014.

Gran parte de este aumento ocurrió en Sudamérica, subregión cuya producción creció en 8 millones de toneladas, alcanzando una producción cercana a los 195 millones de toneladas, un máximo histórico debido principalmente a la producción de maíz en Argentina y Brasil.

Buenas cosechas de cereales se observaron también en Bolivia y Chile.

En Paraguay y Uruguay la producción de trigo fue menor en comparación con 2014, aunque se mantuvo en elevados niveles.


Mesoamérica sufrió los efectos de El Niño

En Mesoamérica y el Caribe la producción de cereales superó los 44 millones de toneladas en 2015, un incremento de 2,6% en comparación con el año anterior.

Ello respondió a las buenas cosechas por parte de México, que en 2015 logró un nuevo récord alcanzando las 37,6 millones de toneladas, 4,3% más que en 2014.

La producción de maíz en México llegó a los 25 millones de toneladas en 2015, un 4% por sobre los niveles del año anterior, y el trigo superó los 4,2 millones de toneladas.

Por el contrario, el resto de la subregión de Mesoamérica sufrió los efectos de la sequía asociada al fenómeno de El Niño, afectando de forma considerable su producción.

Si se excluye a México, se estima que la producción de cereales de Mesoamérica y el Caribe sólo alcanzó 6,9 millones de toneladas, levemente inferior al nivel del año 2014.

Populares de la sección

Acerca del autor