Fariña declaró, mencionó a los Kirchner y vinculó a funcionarios

El financista reconoció su participación en la ruta del lavado de dinero y se acogió al sistema de protección de testigos
Luego de que ayer el financista Leonardo Fariña reconociera su participación en la trama de lavado de dinero que involucra a Lázaro Báez, empresario cercano a los Kirchner, bajo la figura legal del "arrepentido", se conocieron detalles sobre sus declaraciones.

Fariña dialogó con la Justicia durante 12 horas, período en el que facilitó datos de llamadas, archivos y documentos digitales que confirman su implicación, así como la de otros altos funcionarios de los gobiernos kirchneristas, como las del exministro de Planificación e Inversión Pública Julio De Vido y del exsecetario de Transporte Ricardo Jaime, según informó el diario argentino La Nación.

Por su parte, Clarín establece que Fariña mencionó reuniones con Néstor y Cristina Kirchner en la residencia presidencial de Olivos, algo sorpresivo ya que hasta ahora no se había mencionado a los exmandatarios en esta causa.

Fariña además se acogió al sistema de protección de testigos, junto a otro hombres que también declaró para confirmar lo expresado por el "valijero", como se conoce a Fariña. Este sistema, habitualmente visto en las películas policiales, permite cambiar la identidad de los testigos, relocalizarla y proporcionarle dinero para que no trabaje.

Sus declaraciones, según Clarín, llevaron al juez a ordenar una serie de allanamientos en propiedades vinculadas a Báez.

Fariña, quien está detenido en la cárcel de Ezeiza desde 2014 por evasión fiscal, declaró ante el juez federal Sebastián Casanello, quien investiga presuntas maniobras de lavado de dinero por las que fue detenido Báez el martes.

La estrategia que Fariña utilizo durante la declaración sorprendió a propios y extraños: el financista se resguardó a través de la figura legal del "arrepentido". Esto significa que, a cambio de su declaración, podría tener algún beneficio extra en cuanto a su eventual condena. Esta figura es utilizada regularmente en casos de lavado de dinero.







Populares de la sección