Fariña relató con detalles la trama de la compra de El Entrevero en Uruguay

El "valijero" dijo que la seña para comprar el campo llegó a Uruguay en auto y luego se transfirió más dinero mediante operaciones bancarias.
El arrepentido "valijero" de la ruta del dinero K, el argentino Leonardo Fariña, aseguró en su última declaración ante la justicia de su país que la operativa consistía en convertir millones de pesos argentinos a dólares y sacarlos de Buenos Aires mediante "sociedades de bolsa, cuevas y casas de cambio de Puerto Madero y la City porteña", según informó el diario argentino La Nación.

En base a la declaración de Fariña filtrada en la noche del miércoles 20 de abril, La Nación informó que Fariña nunca hizo mención a supuestos vuelos a Uruguay. La operativa para sacar la plata de Argentina fue por medio de cuentas puente, de créditos con garantía líquida y de contactar personas interesadas en sacar dinero en negro "mediante casas de cambio, sociedades de bolsa y cuevas de la City porteña", relata la crónica del diario argentino.

Fariña relató con detalles la compra del campo El Entrevero, un inmueble de 150 hectáreas ubicado entre José Ignacioy La Barra, en el departamento de Maldonado.

El Entrevero


"La operación la trae Maximiliano Goff Dávila, era una compra de 154 hectáreas, en Punta del Este, en la zona de José Ignacio, incluyendo playa propia. Lo trajo Maximiliano Goff Dávila junto con Julio De Marco, la inmobiliaria participante fue Walter Perazo Inmobiliaria y el escribano interviniente Adolfo Pittaluga Shaw. El titular de ese campo era un español llamado Walter Kobilansky. El precio pactado fue US$ 16,5 millones", dijo Fariña.

En ese pasaje de la indagatoria también relató que "la seña la llevó Maximiliano Acosta por ruta a Montevideo a la oficina del escribano Pittaluga". Incluso detalló que el dinero fue trasladado en un automóvil Mercedes Benz modelo C63 AMG de color blanco. "La seña fue firmada por Antonio De Marco, no recuerdo si eran US$400mil o US$500mil en efectivo para el escribano", declaró.

Y luego dio más detalles. "Ahí se compraba también una sociedad que se llamaba Traline S.A., que también era una sociedad de acciones al portador, que tenía como presidente a Acosta. La idea original era que el campo termine estando a nombre del fondo ofrecido por el Banco Lombard Odier. Había una idea de llevar a Austral Construcciones, desembarcar en Uruguay y hacer el desarrollo inmobiliario de ese campo", continuó el flamante arrepentido.

Fariña agregó que US$5 millones del total (US$16 millones) los mandó Federico Elaskar. "Esos US$5 millones fueron con coordenadas a la cuenta de Panama de Kobilansky. Las coordenadas y certificados de trasferencia de esos US$5 millones le fueron remitidas de Elaskar a Maximiliano Goff Dávila y de éste a Adolfo Pitalugo Shaw. Se hicieron dos letras de cambio del Banco Santader Río Uruguay en favor de Adolfo Pitaluga Shaw, se transfirieron US$2 millones más vía financiera a la cuenta de Walter Kobilansky y los últimos tres millones de dólares se encargó de pagarlos Pérez Gadín", dijo.

Maniobras cambiarias

Uno de los hombres clave en la trama de la ruta del dinero K sí identificó al dueño de la financiera Invernes, Ernesto Clarens (dueño de una financiera), al exfuncionario del Ministerio de Energía de Argentina, Santiago Walter Carradori, y el operador inmobiliario, Maximiliano Goff Dávila, como protagonistas de las "maniobras cambiarias".

. El flamante arrepentido mencionó Clarens como el encargado de pasar los pesos a dólares o euros y a Carradori como el "cerebro" de la operativa para sacar el dinero de Argentina por medio de la sociedad Samber & Tarex.

También identificó a la financiera SGI "como un lugar necesariamente de paso ya que en Puerto Madero está a cinco cuadras de la City". "En ese lugar tenés Alehc Group y cuatro o cinco lugares que se dedican a mandar guita, bajo la máscara de oficinas de Puerto Madero. Voy a hablar de otros lugares a través de los cuales se envió dinero: Maguitur, Turimar, Cohen Sociedad de Bolsa y Forex Cambio, todas ubicadas en el microcentro", dijo Fariña en el juzgado.

"Hay un grupo de chinos a quienes conoce Goff Dávila, que transfirieron US$ 500.000 compensando cables. La transacción se hizo en Marlin Group, que está en la calle Florida. Ese día estábamos Maximiliano Goff, yo y el suegro de Maxi. Nosotros les dimos US$ 500.000 en la mano y los chinos transfirieron ahí mismo desde la computadora la plata en una cuenta radicada en España, en el banco Sabadell", agregó.

Fariña agregó Báez y sus operadores sí movían el dinero en avión y camionetas dentro de los límites de Argentina, en particular en las zonas de la Patagonia, Chaco y la ciudad de Buenos Aires. Esos fondos los guardaban en la bóveda de SGI y las propiedades de Báez y del presidente de Austral Construcciones, Julio Mendoza.


Populares de la sección