Federación Médica del Interior contra presidente del Sindicato Médico por IMAE en Salto

Consideran un "agravio" las acusaciones de que la instalación del centro en Salto se debe a "presiones de una corporación empresarial"

El presidente de la Federación Médica del Interior (FEMI), José Pedro Ibargoyen, salió al cruce del presidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), Julio Trostchansky, quien criticó con dureza la decisión del Ministerio de Salud Pública (MSP) de dar el visto bueno para la habilitación de un instituto de medicina altamente especializada (IMAE) privado en Salto, y no en el Hospital de Tacuarembó –que es público-.

Lea también. Presidente de Sindicato médico acusa al gobierno de ceder a presiones empresariales por IMAE en Salto

"Estamos anonadados y ofendidos por la posición que el presidente de un gremio médico toma de una resolución como esta por parte del Ministerio. Nos molesta que no se comparta la alegría de solucionar un problema sanitario de una parte muy importante de la población, que desde hace más de 9 años viene reclamando por la instalación de este IMAE", dijo Ibargoyen.

Este tipo de centros permiten practicar angioplastias, el procedimiento que se utiliza para desobstruir los vasos sanguíneos en caso de un infarto. Debido a que actualmente seis de los IMAE que están habilitados están en Montevideo, aquellos que sufren un infarto en el norte del país deben ser trasladados 500 kilómetros para recibir tratamiento, lo que puede generar secuelas e incluso la muerte.

Lea también. Más vale tarde: Salto y el norte tendrán su centro cardiológico

Trostchansky dijo que dar el visto bueno a un proyecto presentado por el Sanatorio Americano y la Sociedad Médica Quirúrgica de Salto, implicaba ceder ante presiones de "una corporación empresarial del interior" mientras que el Hospital de Tacuarembó, que es público, cuenta con una autorización para funcionar como tal desde hace tres años, pero la instalación de los materiales necesarios para su puesta en marcha se han demorado. ¿Será que hay parlamentarios que defienden intereses empresariales y presentan conflictos de interés no declarados? Hipocresía", agregó el dirigente.

Para Ibargoyen creer que la instalación de un IMAE en Salto es producto de presiones empresariales es "desconocer el esfuerzo de más de 120 organizaciones sociales del departamento y la región, más de 30 mil firmas de personas anónimas, respaldo a la instalación del nuevo IMAE". "Este centro generará fuentes de trabajo, radicación de médicos en el interior, perfeccionamiento de personal de enfermería, todas cosas indudablemente beneficiosas para el país, para la salud, para el desarrollo, para la descentralización" dijo el dirigente de la gremial de médicos del interior.

"Que se minimice y se rechace esto (por el IMAE) es doloroso, y sentimos, como médicos del interior la necesidad de responder a este agravio. Quien debería ser el porta voz de los médicos de todo el país no hace más que agredir a la gente del interior y atentar contra el desarrollo de la asistencia en el país.


Populares de la sección