Federico Brandt en París, después de golpearse la cabeza

Se sigue sintiendo arquitecto, pero sus proyectos ahora no se plasman en autocad sino en papel canson

Federico Brandt es arquitecto. Pero desde que se "golpeó la cabeza" –literal y conceptualmente- es artista plástico. Hace ya algunos años sufrió un accidente y se golpeó fuerte la cabeza; luego de una larga recuperación resolvió alejarse de la arquitectura y meterse de lleno en la plástica. "Lo básico fue que salir de una situación límite, en mi caso dedicarme a la pintura decididamente por completo. Me di cuenta que uno en la vida debe dedicarse a lo que le gusta más y tener fé y confianza como para salir adelante. No es fácil, hay que trabajar mucho y seriamente. Fue un cambio importante para mí y mi familia", cuenta.

Hace unos meses recaló en París y allí en un apartamento se instaló durante 4 meses. "Me fui porque quería un cambio de ambiente y un nuevo desafío. París siempre genera en mí un cambio en mis obras y eso es importante para un artista", dijo a LA VACA AZUL.

Brandt cambió. Su anterior obra tenían un registro más bien cubista que aunque bien resuelto, le sucedía una lógica rutinaria por la que pasaba una y otra vez.

Se percibe una mayor riqueza expresiva, saliendo de los lugares confortables que recorrías acá. Brandt dice: "París es una cuidad mágica, por lo menos eso siento, te genera cambios importantes. Las veces que he ido allí a trabajar me produjeron cambios importantes. Todo me motiva, sobre todo el cambio de paisaje. Lo defino como muy positivo para mi obra. Es energía pura, de hecho trabajé a full, hice cerca de 40 obras en tela y papel que quedaron en galería Convergences y que gustaron mucho."

El artista sugiere que le era necesaria una interacción con el público. ¿La encontró en Paris? No, en las redes sociales. "Acá en Uruguay uno trabaja con intensidad, pero no existe ni crítica ni diálogo con el público como en el exterior, donde el medio es más exigente pero también más abierto. Así que estoy muy contento y feliz de tomar esta política personal de trabajar acá y allá. Es motivante y en tal sentido proyecto ir antes de fin de año a Barcelona y de allí volver a París", añade.

MÁS LIBRE

Pero, ¿cómo es ese cambio de registro? "Mi trabajo lo siento más libre y me siento más sensible al entorno. Visité la campiña francesa y la mayoría del tiempo estuve en la ciudad. Eso le ha dado a mi pintura aspectos más espirituales, vinculados a la naturaleza, a la limpieza de las formas. Eso no quiere decir que mi pintura haya dejado de ser abstracta, sino que siento que deje de lado un poco lo geométrico y di lugar a lo etéreo, no a la copia de la realidad, sino a la delicadeza de la idea o imagen casi surrealista. Eso me hace sentirla más liviana, más libre y con un alto grado de creatividad. "

Brandt había expuesto en París en el año 2003-2004. "Me ha ido muy bien siempre, así que esta ida tendrá seguramente un buen resultado. He hecho varias exposiciones en la galería Galería de Mireille Batut d´Haussy declaradas de Interés Cultural por el Ministerio de Educación y Cultura y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay y con el auspicio de la " Asociación Internacional de Derecho, Etica y Ciencia Internacional. En esta oportunidad hice dos muestras colectivas en la Galería Convergences. (22, rue des Coutures Saint Gervais. 75003 Paris – atrás del Museo Picasso)", explica.

Además, buscaba una galería para conectarme con el público parisino. Una especie de siembra cuya cosecha vendrá más adelante, aunque ya tiene sus frutos en lo personal.

EL MANIDO ARTE CONTEMPORÁNEO

"En cuanto a los espacios como galerías y comercios relativos a las obras, he encontrado poca gracia y poca novedad. Encontré elementos repetidos, propuestas aburridas que se repiten como fórmulas y esnobismos que toman protagonismo pero no tienen una veta artística sino efectista. Hay poca búsqueda de nuevas tendencias y lo bueno de siempre parece no encontrar reemplazo. Así uno se encuentra con que las vedettes en los grandes museos o las novedades del mes en la ciudad eran exposiciones de Paul Klee en el Pompidou o de Rosseau en el Museo de Orsay. Eran espectaculares y eso marca lo que pasa en París y en el mundo del arte: las estrellas siguen siendo las mismas y lo serán por mucho tiempo porque son las que realmente al público le llegan y trasmiten valores estéticos y artísticos", explica. "Percibí que la ciudad de París ha cambiado mucho en cuanto a las relaciones humanas y eso influye mucho en lo cultural. Los hechos trágicos sucedidos en esta ciudad, la inmigración y la diversidad de la población han cambiado los vínculos, el turismo, hay más inseguridad y mucha gente compitiendo por un espacio en todo sentido. Si bien el panorama parece no muy alentador, la vida cultural no demuestra signos de decadencia, siguen existiendo políticas de desarrollo en ese aspecto y no se deja de lado lo estético, el arte ni la cultura como arma de cambio. Es un mundo muy diferente al que uno vive acá en Uruguay y eso la sensibilidad del artista lo capta inmediatamente."

Brandt parece decidido a conectarse con la gente desde otros lugares. Además de las redes sociales –que lo entusiasman y desde donde difunde su obra- ahora está dispuesto a realizar videos con su obra. "Hay cosas que he experimentado como hacer videos en relación a la pintura y los espacios urbanos. Lo que me importa fundamentalmente es la explosión que motiva mi cabeza y que genera que tome esos distintos caminos con entusiasmo y creatividad. En eso tiene mucho que ver el estar en una nueva realidad y un nuevo entorno. Por eso creo que hay que moverse y buscar caminos, esa es la premisa. El artista uruguayo tiene que salir y ver el mundo, eso lo potencia y lo forma. En París el público es distinto, hay mucha gente joven, hay educación en diseño, en formas, una sensibilidad que permite el acercamiento a las obras, disposición a los nuevos artistas."

Brandt en Montevideo hace docencia y vende sus obras en su propia galería.

Video realizado en París.

brandt

NOTA. La obra que ilustra esta nota fue hecha en París.


Comentarios

Acerca del autor